El Milenio, El Infierno, El Cielo — Estudia la Biblia Hoy





13/14     
  2 - 3 minutes
EL MILENIO, EL INFIERNO, EL CIELO
EL MILENIO, EL INFIERNO, EL CIELO
EL MILENIO, EL INFIERNO, EL CIELO



Creo que Jesús recreará un cielo nuevo y una tierra nueva después del milenio de los mil años, ya que el hogar de los redimidos y los malvados será totalmente consumido, eliminando el pecado para siempre.

2 Pedro 3:13
RVR1960 13 Pero nosotros esperamos, según sus promesas, cielos nuevos y tierra nueva, en los cuales mora la justicia. RVC 13 Pero, según sus promesas, nosotros esperamos un cielo nuevo y una tierra nueva, donde reinará la justicia.
Apocalipsis 20:1-2
RVR1960 1 Vi a un ángel que descendía del cielo, con la llave del abismo, y una gran cadena en la mano. 2 Y prendió al dragón, la serpiente antigua, que es el diablo y Satanás, y lo ató por mil años; RVC 1 Vi entonces que un ángel descendía del cielo. Llevaba en su mano la llave del abismo y una gran cadena. 2 Apresó al dragón, que es la serpiente antigua, y que es también el Diablo y Satanás, y lo ató durante mil años;
Jeremías 4:23-27
RVR1960 23 Miré a la tierra, y he aquí que estaba asolada y vacía; y a los cielos, y no había en ellos luz. 24 Miré a los montes, y he aquí que temblaban, y todos los collados fueron destruidos. 25 Miré, y no había hombre, y todas las aves del cielo se habían ido. 26 Miré, y he aquí el campo fértil era un desierto, y todas sus ciudades eran asoladas delante de Jehová, delante del ardor de su ira. 27 Porque así dijo Jehová: Toda la tierra será asolada; pero no la destruiré del todo. RVC 23 Me fijé en la tierra, y la vi desordenada y vacía. Me fijé en los cielos, y no había en ellos luz. 24 Me fijé en los montes, y los vi temblar, y todas las colinas se estremecían. 25 Me fijé, y no había un solo ser humano, y todas las aves del cielo habían desaparecido. 26 Me fijé, y los ricos viñedos eran ahora un desierto, y todas sus ciudades habían quedado en ruinas. ¡Y esto lo hizo el Señor! ¡Esto lo hizo el ardor de su ira! 27 Porque así dijo el Señor: «Toda la tierra será asolada; pero no la destruiré por completo.
Apocalipsis 21:1-4
RVR1960 1 Vi un cielo nuevo y una tierra nueva; porque el primer cielo y la primera tierra pasaron, y el mar ya no existía más. 2 Y yo Juan vi la santa ciudad, la nueva Jerusalén, descender del cielo, de Dios, dispuesta como una esposa ataviada para su marido. 3 Y oí una gran voz del cielo que decía: He aquí el tabernáculo de Dios con los hombres, y él morará con ellos; y ellos serán su pueblo, y Dios mismo estará con ellos como su Dios. 4 Enjugará Dios toda lágrima de los ojos de ellos; y ya no habrá muerte, ni habrá más llanto, ni clamor, ni dolor; porque las primeras cosas pasaron. RVC 1 Vi entonces un cielo nuevo y una tierra nueva, porque el primer cielo y la primera tierra habían dejado de existir, y el mar tampoco existía ya. 2 Vi también que la ciudad santa, la nueva Jerusalén, descendía del cielo, de Dios, ataviada como una novia que se adorna para su esposo. 3 Entonces oí que desde el trono salía una potente voz, la cual decía: «Aquí está el tabernáculo de Dios con los hombres. Él vivirá con ellos, y ellos serán su pueblo, y Dios mismo estará con ellos y será su Dios. 4 Dios enjugará las lágrimas de los ojos de ellos, y ya no habrá muerte, ni más llanto, ni lamento ni dolor; porque las primeras cosas habrán dejado de existir.
Malaquías 4:1-3
RVR1960 1 Porque he aquí, viene el día ardiente como un horno, y todos los soberbios y todos los que hacen maldad serán estopa; aquel día que vendrá los abrasará, ha dicho Jehová de los ejércitos, y no les dejará ni raíz ni rama. 2 Mas a vosotros los que teméis mi nombre, nacerá el Sol de justicia, y en sus alas traerá salvación; y saldréis, y saltaréis como becerros de la manada. 3 Hollaréis a los malos, los cuales serán ceniza bajo las plantas de vuestros pies, en el día en que yo actúe, ha dicho Jehová de los ejércitos. RVC 1 «¡Ya viene el día, candente como un horno! En ese día, todos los soberbios y todos los malhechores serán como estopa, y serán consumidos hasta las raíces. ¡No quedará de ellos ni una rama! Lo digo yo, el Señor de los ejércitos. 2 »Pero para ustedes, los que temen mi nombre, brillará un sol de justicia que les traerá salvación. Entonces ustedes saltarán de alegría, como los becerros cuando se apartan de la manada. 3 El día que yo actúe, ustedes aplastarán a los malvados hasta convertirlos en ceniza debajo de sus pies. Lo digo yo, el Señor de los ejércitos.
Apocalipsis 20:7-9
RVR1960 7 Cuando los mil años se cumplan, Satanás será suelto de su prisión, 8 y saldrá a engañar a las naciones que están en los cuatro ángulos de la tierra, a Gog y a Magog, a fin de reunirlos para la batalla; el número de los cuales es como la arena del mar. 9 Y subieron sobre la anchura de la tierra, y rodearon el campamento de los santos y la ciudad amada; y de Dios descendió fuego del cielo, y los consumió. RVC 7 Al cabo de los mil años, Satanás fue puesto en libertad de su prisión, 8 y salió a engañar a las naciones que están en los cuatro extremos de la tierra, y a Gog y a Magog, a fin de reunirlos para la batalla. ¡Su número era incontable, como la arena del mar! 9 Y subieron por todo lo ancho de la tierra, y rodearon el campamento de los santos y la ciudad amada. Pero del cielo cayó fuego y los consumió.

En ocasión de la segunda venida de Cristo y comienzo del milenio, la humanidad quedará comprendida en cuatro grupos:
(1) Los injustos muertos,
(2) los injustos vivos,
(3) los justos muertos,
(4) los justos vivos.
Los justos resucitados, juntamente con los transformados, gozarán del inefable bienestar en la presencia de Dios, o sea en el cielo y disfrutar por toda la eternidad de la dicha sobre la tierra purificada y creada de nuevo. Tal será la ventura de quienes estén dentro de la Santa Ciudad al final del milenio. Quienes estén fuera, junto con el archirrebelde y engañador Satanás, serán "ceniza".

This Presentation was produced using ESTUDIA LA BIBLIA ¡HOY!
estudialabibliahoy.com