Estudio Profundo Acerca del Don de Profecía — Estudia la Biblia Hoy





1/1     
  6 - 10 minutes
ESTUDIO PROFUNDO ACERCA DEL DON DE PROFECíA
ESTUDIO PROFUNDO ACERCA DEL DON DE PROFECíA
ESTUDIO PROFUNDO ACERCA DEL DON DE PROFECíA



El don de profecía.

El profeta es elegido por DiosDeuteronomio 18:15
RVR1960 15 Profeta de en medio de ti, de tus hermanos, como yo, te levantará Jehová tu Dios; a él oiréis; NTV 15 Moisés siguió diciendo: «El Señor su Dios les levantará un profeta como yo de entre sus hermanos israelitas. A él tendrán que escucharlo,

Habla las Palabras de DiosDeut. 18:18
RVR1960 18 Profeta les levantaré de en medio de sus hermanos, como tú; y pondré mis palabras en su boca, y él les hablará todo lo que yo le mandare. NTV 18 Levantaré un profeta como tú de entre sus hermanos israelitas. Pondré mis palabras en su boca, y él dirá al pueblo todo lo que yo le ordene.

Recibe las revelaciones por medio de sueños y visionesJoel 2:28
RVR1960 28 Y después de esto derramaré mi Espíritu sobre toda carne, y profetizarán vuestros hijos y vuestras hijas; vuestros ancianos soñarán sueños, y vuestros jóvenes verán visiones. NTV 28 »Entonces, después de hacer todas esas cosas, derramaré mi Espíritu sobre toda la gente. Sus hijos e hijas profetizarán. Sus ancianos tendrán sueños, y sus jóvenes tendrán visiones.
Salmos 89:19
RVR1960 19 Entonces hablaste en visión a tu santo, Y dijiste: He puesto el socorro sobre uno que es poderoso; He exaltado a un escogido de mi pueblo. NTV 19 Hace mucho tiempo hablaste a tu pueblo fiel en una visión. Dijiste: «He levantado a un guerrero; lo seleccioné de la gente común para que fuera rey.
Job 33:14-16
RVR1960 14 Sin embargo, en una o en dos maneras habla Dios; Pero el hombre no entiende. 15 Por sueño, en visión nocturna, Cuando el sueño cae sobre los hombres, Cuando se adormecen sobre el lecho, 16 Entonces revela al oído de los hombres, Y les señala su consejo, NTV 14 Pues Dios habla una y otra vez, aunque la gente no lo reconozca. 15 Habla en sueños, en visiones nocturnas, cuando el sueño profundo cae sobre las personas mientras están acostadas. 16 Susurra a sus oídos y las aterroriza con advertencias.
Ezequiel 1:1
RVR1960 1 Aconteció en el año treinta, en el mes cuarto, a los cinco días del mes, que estando yo en medio de los cautivos junto al río Quebar, los cielos se abrieron, y vi visiones de Dios. NTV 1 El 31 de julio de mis treinta años de vida, me encontraba con los judíos en el destierro, junto al río Quebar, en Babilonia, cuando se abrieron los cielos y tuve visiones de Dios.

Las visiones van acompañadas de notables fenómenos físicos:

1. Pérdida de la fuerzaDaniel 10:8-17
RVR1960 8 Quedé, pues, yo solo, y vi esta gran visión, y no quedó fuerza en mí, antes mi fuerza se cambió en desfallecimiento, y no tuve vigor alguno. 9 Pero oí el sonido de sus palabras; y al oír el sonido de sus palabras, caí sobre mi rostro en un profundo sueño, con mi rostro en tierra. 10 Y he aquí una mano me tocó, e hizo que me pusiese sobre mis rodillas y sobre las palmas de mis manos. 11 Y me dijo: Daniel, varón muy amado, está atento a las palabras que te hablaré, y ponte en pie; porque a ti he sido enviado ahora. Mientras hablaba esto conmigo, me puse en pie temblando. 12 Entonces me dijo: Daniel, no temas; porque desde el primer día que dispusiste tu corazón a entender y a humillarte en la presencia de tu Dios, fueron oídas tus palabras; y a causa de tus palabras yo he venido. 13 Mas el príncipe del reino de Persia se me opuso durante veintiún días; pero he aquí Miguel, uno de los principales príncipes, vino para ayudarme, y quedé allí con los reyes de Persia. 14 He venido para hacerte saber lo que ha de venir a tu pueblo en los postreros días; porque la visión es para esos días. 15 Mientras me decía estas palabras, estaba yo con los ojos puestos en tierra, y enmudecido. 16 Pero he aquí, uno con semejanza de hijo de hombre tocó mis labios. Entonces abrí mi boca y hablé, y dije al que estaba delante de mí: Señor mío, con la visión me han sobrevenido dolores, y no me queda fuerza. 17 ¿Cómo, pues, podrá el siervo de mi señor hablar con mi señor? Porque al instante me faltó la fuerza, y no me quedó aliento. NTV 8 De modo que quedé allí solo para contemplar tan sorprendente visión. Las fuerzas me abandonaron, mi rostro se volvió mortalmente pálido y me sentí muy débil. 9 Entonces oí que el hombre hablaba y cuando oí el sonido de su voz, me desmayé y quedé tendido, con el rostro contra el suelo. 10 En ese momento, una mano me tocó y, aún temblando, me levantó y me puso sobre las manos y las rodillas. 11 Entonces el hombre me dijo: «Daniel, eres muy precioso para Dios, así que presta mucha atención a lo que tengo que decirte. Ponte de pie, porque me enviaron a ti». Cuando me dijo esto, me levanté, todavía temblando. 12 Entonces dijo: «No tengas miedo, Daniel. Desde el primer día que comenzaste a orar para recibir entendimiento y a humillarte delante de tu Dios, tu petición fue escuchada en el cielo. He venido en respuesta a tu oración; 13 pero durante veintiún días el espíritu príncipe del reino de Persia me impidió el paso. Entonces vino a ayudarme Miguel, uno de los arcángeles, y lo dejé allí con el espíritu príncipe del reino de Persia. 14 Ahora estoy aquí para explicar lo que le sucederá en el futuro a tu pueblo, porque esta visión se trata de un tiempo aún por venir». 15 Mientras me hablaba, bajé la vista al suelo, sin poder decir una palabra. 16 Entonces el que se parecía a un hombre me tocó los labios y abrí la boca y comencé a hablar. Le dije al que estaba de pie frente a mí: — Estoy muy angustiado a causa de la visión que tuve, mi señor, y me siento muy débil. 17 ¿Cómo podría alguien como yo, tu siervo, hablar contigo, mi señor? Mis fuerzas se han ido y apenas puedo respirar.

2. InconscienciaDaniel 10:9
RVR1960 9 Pero oí el sonido de sus palabras; y al oír el sonido de sus palabras, caí sobre mi rostro en un profundo sueño, con mi rostro en tierra. NTV 9 Entonces oí que el hombre hablaba y cuando oí el sonido de su voz, me desmayé y quedé tendido, con el rostro contra el suelo.

3. Ausencia de respiraciónDaniel 10:17
RVR1960 17 ¿Cómo, pues, podrá el siervo de mi señor hablar con mi señor? Porque al instante me faltó la fuerza, y no me quedó aliento. NTV 17 ¿Cómo podría alguien como yo, tu siervo, hablar contigo, mi señor? Mis fuerzas se han ido y apenas puedo respirar.

4. Los ojos permanecen abiertosNúmeros 24:3-4
RVR1960 3 Entonces tomó su parábola, y dijo: Dijo Balaam hijo de Beor, Y dijo el varón de ojos abiertos; 4 Dijo el que oyó los dichos de Dios, El que vio la visión del Omnipotente; Caído, pero abiertos los ojos: NTV 3 y le dio el siguiente mensaje: «Este es el mensaje de Balaam, hijo de Beor, el mensaje del hombre cuyos ojos ven con claridad, 4 el mensaje del que oye las palabras de Dios, del que ve una visión que proviene del Todopoderoso, y se inclina con los ojos abiertos:

5. Recibe fuerza sobrehumanaDaniel 10:18
RVR1960 18 Y aquel que tenía semejanza de hombre me tocó otra vez, y me fortaleció, NTV 18 Entonces el que se parecía a un hombre volvió a tocarme y sentí que recuperaba mis fuerzas.

El don de profecía en la Mujer.

El don de profecía fue concedido a muchas nobles mujeres: María Exodo 15:20
RVR1960 20 Y María la profetisa, hermana de Aarón, tomó un pandero en su mano, y todas las mujeres salieron en pos de ella con panderos y danzas. NTV 20 Entonces la profetisa Miriam, hermana de Aarón, tomó una pandereta, se puso al frente, y todas las mujeres la siguieron, danzando y tocando sus panderetas.
Débora Jueces 4:4
RVR1960 4 Gobernaba en aquel tiempo a Israel una mujer, Débora, profetisa, mujer de Lapidot; NTV 4 Débora, la esposa de Lapidot, era una profetisa que en ese tiempo juzgaba a Israel.
Hulda 2 Reyes 22:14
RVR1960 14 Entonces fueron el sacerdote Hilcías, y Ahicam, Acbor, Safán y Asaías, a la profetisa Hulda, mujer de Salum hijo de Ticva, hijo de Harhas, guarda de las vestiduras, la cual moraba en Jerusalén en la segunda parte de la ciudad, y hablaron con ella. NTV 14 Entonces el sacerdote Hilcías, Ahicam, Acbor, Safán y Asaías se dirigieron al Barrio Nuevo de Jerusalén para consultar a la profetisa Hulda. Ella era la esposa de Salum, hijo de Ticva, hijo de Harhas, el encargado del guardarropa del templo.
Noadías Nehemías 6:14
RVR1960 14 Acuérdate, Dios mío, de Tobías y de Sanbalat, conforme a estas cosas que hicieron; también acuérdate de Noadías profetisa, y de los otros profetas que procuraban infundirme miedo. NTV 14 Oh Dios mío, acuérdate de todas las cosas malvadas que Tobías y Sanbalat han hecho; y recuerda a la profetisa Noadías y a todos los profetas como ella que trataron de intimidarme.
Ana Lucas 2:36
RVR1960 36 Estaba también allí Ana, profetisa, hija de Fanuel, de la tribu de Aser, de edad muy avanzada, pues había vivido con su marido siete años desde su virginidad, NTV 36 En el templo también estaba Ana, una profetisa muy anciana, hija de Fanuel, de la tribu de Aser. Su esposo había muerto cuando solo llevaban siete años de casados.
Las cuatro hijas de Felipe Hechos 21:8-9
RVR1960 8 Al otro día, saliendo Pablo y los que con él estábamos, fuimos a Cesarea; y entrando en casa de Felipe el evangelista, que era uno de los siete, posamos con él. 9 Este tenía cuatro hijas doncellas que profetizaban. NTV 8 Al día siguiente, continuamos hasta Cesarea y nos quedamos en la casa de Felipe el evangelista, uno de los siete hombres que habían sido elegidos para distribuir los alimentos. 9 Tenía cuatro hijas solteras, que habían recibido el don de profecía.

Pruebas del verdadero profeta.

1. Habla de acuerdo con la ley y el testimonioIsaias 8:20
RVR1960 20 ! ! A la ley y al testimonio! Si no dijeren conforme a esto, es porque no les ha amanecido. NTV 20 ¡Busquen las instrucciones y las enseñanzas de Dios! Quienes contradicen su palabra están en completa oscuridad.

2. Sus predicciones se cumplenJeremías 28:9
RVR1960 9 El profeta que profetiza de paz, cuando se cumpla la palabra del profeta, será conocido como el profeta que Jehová en verdad envió. NTV 9 Así que el profeta que predice paz debe demostrar que está en lo correcto. Solamente cuando sus predicciones se cumplan podremos saber que el Señor lo ha enviado».

3. No induce al pueblo a la apostasíaDeuteronomio 13:1-3
RVR1960 1 Cuando se levantare en medio de ti profeta, o soñador de sueños, y te anunciare señal o prodigios, 2 y si se cumpliere la señal o prodigio que él te anunció, diciendo: Vamos en pos de dioses ajenos, que no conociste, y sirvámosles; 3 no darás oído a las palabras de tal profeta, ni al tal soñador de sueños; porque Jehová vuestro Dios os está probando, para saber si amáis a Jehová vuestro Dios con todo vuestro corazón, y con toda vuestra alma. NTV 1 »Supongamos que, en medio de ti, hay profetas o aquellos que tienen sueños sobre el futuro, y te prometen señales o milagros, 2 y resulta que esas señales o milagros se cumplen. Si de pronto ellos dicen: “Ven, rindamos culto a otros dioses” — dioses que hasta entonces no conocías — 3 no los escuches. El Señor tu Dios te está probando para ver si realmente lo amas con todo el corazón y con toda el alma.

4. Declara lo que Dios le inspira y no habla de sí mismoJeremías 14:14
RVR1960 14 Me dijo entonces Jehová: Falsamente profetizan los profetas en mi nombre; no los envié, ni les mandé, ni les hablé; visión mentirosa, adivinación, vanidad y engaño de su corazón os profetizan. NTV 14 Entonces el Señor dijo: — Esos profetas dicen mentiras en mi nombre. Yo no los envié ni les dije que hablaran. No les transmití ningún mensaje. Ellos profetizan visiones y revelaciones que nunca han visto ni oído. Hablan necedades, producto de su propio corazón mentiroso.

5. Reprueba el pecadoJeremías 23:22
RVR1960 22 Pero si ellos hubieran estado en mi secreto, habrían hecho oír mis palabras a mi pueblo, y lo habrían hecho volver de su mal camino, y de la maldad de sus obras. NTV 22 Si hubieran estado en mi presencia y me hubieran escuchado, habrían hablado mis palabras y habrían hecho que mi pueblo se apartara de sus malos caminos y sus malas acciones.

Elena G. de white, vida y escritos

La Iglesia Adventista del 7mo Día contó con el espíritu de profecía en la persona de Elena G.de White. Ella nació en Gorham, estado de Maine, E.E.U.U. el 26 de Noviembre de 1827. En 1840 a la edad de 12 años entregó su corazón a Dios y fue bautizada por un ministro metodista.

Con varios miembros de su familia, Elena asistió a unas reuniones adventistas en Portland y en 1842 aceptó plenamente las doctrinas, por lo cual en 1843, fue desfraternizada de la iglesia Metodista.

Una mañana de Diciembre de 1844, estando reunida con otras personas para orar, tuvo su primera visión, en la cual vio el viaje del pueblo adventista a la ciudad de Dios, Relató la visión a los creyentes de Portland, quienes la aceptaron como luz de Dios. Luego realizó una serie de viajes para relatar esa y otras visiones, y a la vez luchar contra movimientos fanáticos que pugnaban por entrar en el grupo de creyentes.

En un viaje a Orrigton, Maine, conoció al joven Predicador adventista Jaime White, con quien se casó a fines de agosto de 1846. Jaime y Elena estudiaron detenidamente un folleto del pastor José Bates titulado «El Descanso del Séptimo Día». Aceptaron la verdad del Sábado, y el 7 de abril de 1847 se le mostró una visión en la cual veía la ley de Dios con una luz que resplandecía sobre el cuarto mandamiento.

Elena g. de white, sus visiones

Miles de personas tuvieron la oportunidad de ver a la Sra. White en visión. Se manifestaban en ella los mismos fenómenos descritos en la Biblia respecto a los profetas de la antigüedad. En una de sus Visiones, tomó una pesada Biblia de casi nueve kilos y la mantuvo en alto durante media hora; cuando hombres fuertes quisieron hacer lo mismo, duraron sólo pocos minutos. En sus visiones era transportada a otros países, que luego reconocía en sus viajes.

Una de sus visiones más importantes fue acerca de «El Gran conflicto entre el bien y el mal». Tuvo lugar en marzo de 1858, en Ohio. Otra visión fue acerca de la salud. Debido a esa visión, la iglesia comenzó a darle importancia a la temperancia y a la obra médica. En total tuvo cerca de dos mil sueños y visiones con revelaciones acerca de todos los aspectos de la verdad y la organización de la iglesia.

Misionera

Junto con su esposo viajó extensamente por los Estados Unidos, predicando, ayudando en la organización de la iglesia y luchando contra diversos problemas y errores. Desde el otoño de 1885 hasta el verano de 1887 estuvo en Europa. En 1891 viajó a Australia, donde ayudó a fortificar y establecer la obra.

Escritora

Escribió miles de páginas y alrededor de 45 libros importantes. Entre los principales están, El camino a Cristo, El Conflicto de los Siglos, El Deseado de Todas las Gentes, Patriarcas y Profetas, La Educación, El Ministerio de Curación y muchos otros.

This Presentation was produced using ESTUDIA LA BIBLIA ¡HOY!
estudialabibliahoy.com