El Estado Intermedio — Estudia la Biblia Hoy





4/9     
  8 - 13 minutes
EL ESTADO INTERMEDIO
EL ESTADO INTERMEDIO
EL ESTADO INTERMEDIO



El Entierro De Sara. Job 17:13
RVR1960 13 Si yo espero, el Seol es mi casa; Haré mi cama en las tinieblas. NTV 13 ¿Qué pasará si voy a la tumba y tiendo mi cama en las tinieblas?

1. ¿Con qué cifra representa la Biblia la muerte?

1 Tesalonicenses 4:13
RVR1960 13 Tampoco queremos, hermanos, que ignoréis acerca de los que duermen, para que no os entristezcáis como los otros que no tienen esperanza. NTV 13 Y ahora, amados hermanos, queremos que sepan lo que sucederá con los creyentes que han muerto, para que no se entristezcan como los que no tienen esperanza.
1 Corintios 15:18
RVR1960 18 Entonces también los que durmieron en Cristo perecieron. NTV 18 En ese caso, ¡todos los que murieron creyendo en Cristo están perdidos!
1 Corintios 15:20
RVR1960 20 Mas ahora Cristo ha resucitado de los muertos; primicias de los que durmieron es hecho. NTV 20 Lo cierto es que Cristo sí resucitó de los muertos. Él es el primer fruto de una gran cosecha, el primero de todos los que murieron.
Juan 11:11-14
RVR1960 11 Dicho esto, les dijo después: Nuestro amigo Lázaro duerme; mas voy para despertarle. 12 Dijeron entonces sus discípulos: Señor, si duerme, sanará. 13 Pero Jesús decía esto de la muerte de Lázaro; y ellos pensaron que hablaba del reposar del sueño. 14 Entonces Jesús les dijo claramente: Lázaro ha muerto; NTV 11  — Después agregó — : Nuestro amigo Lázaro se ha dormido, pero ahora iré a despertarlo. 12  — Señor — dijeron los discípulos — , si se ha dormido, ¡pronto se pondrá mejor! 13 Ellos pensaron que Jesús había querido decir que Lázaro solo estaba dormido, pero Jesús se refería a que Lázaro había muerto. 14 Por eso les dijo claramente: — Lázaro está muerto.

NOTA. — En el sueño profundo, uno está completamente perdido de conciencia; el tiempo pasa desmedido; y las funciones mentales que están activas durante la conciencia se suspenden por el momento.

2. ¿Dónde duermen los muertos?

Daniel 12:2
RVR1960 2 Y muchos de los que duermen en el polvo de la tierra serán despertados, unos para vida eterna, y otros para vergüenza y confusión perpetua. NTV 2 Se levantarán muchos de los que están muertos y enterrados, algunos para vida eterna y otros para vergüenza y deshonra eterna.
Eclesiastés 3:20
RVR1960 20 Todo va a un mismo lugar; todo es hecho del polvo, y todo volverá al mismo polvo. NTV 20 Ambos terminan en el mismo lugar: del polvo vienen y al polvo vuelven.
Eclesiastés 9:10
RVR1960 10 Todo lo que te viniere a la mano para hacer, hazlo según tus fuerzas; porque en el Seol, adonde vas, no hay obra, ni trabajo, ni ciencia, ni sabiduría. NTV 10 Todo lo que hagas, hazlo bien, pues cuando vayas a la tumba no habrá trabajo ni proyectos ni conocimiento ni sabiduría.

3. ¿Cuánto tiempo van a dormir allí?

Job 14:12
RVR1960 12 Así el hombre yace y no vuelve a levantarse; Hasta que no haya cielo, no despertarán, Ni se levantarán de su sueño. NTV 12 así mismo la gente yace en la tumba y jamás se levanta. Hasta que los cielos dejen de existir, nadie despertará ni será perturbado de su sueño.

4. ¿Qué dijo Job que esperaría después de la muerte?

Job 14:14
RVR1960 14 Si el hombre muriere, ¿volverá a vivir? Todos los días de mi edad esperaré, Hasta que venga mi liberación. NTV 14 ¿Pueden los muertos volver a vivir? De ser así, esto me daría esperanza durante todos mis años de lucha y con anhelo esperaría la liberación de la muerte.

5. ¿Dónde dijo que esperaría?

Job 17:13
RVR1960 13 Si yo espero, el Seol es mi casa; Haré mi cama en las tinieblas. NTV 13 ¿Qué pasará si voy a la tumba y tiendo mi cama en las tinieblas?

6. Mientras está en esta condición, ¿cuánto sabe uno acerca de los que ha dejado atrás?

Job 14:21
RVR1960 21 Sus hijos tendrán honores, pero él no lo sabrá; O serán humillados, y no entenderá de ello. NTV 21 Ellos nunca saben si sus hijos crecen con honor o si se hunden en el olvido.

7. ¿Qué sucede con los pensamientos del hombre al morir?

Salmos 146:4
RVR1960 4 Pues sale su aliento, y vuelve a la tierra; En ese mismo día perecen sus pensamientos. NTV 4 Ellos, al dar su último suspiro, vuelven al polvo, y todos sus planes mueren con ellos.

8. ¿Saben algo los muertos?

Eclesiastés 9:5
RVR1960 5 Porque los que viven saben que han de morir; pero los muertos nada saben, ni tienen más paga; porque su memoria es puesta en olvido. NTV 5 Los que están vivos al menos saben que un día van a morir, pero los muertos no saben nada. Ya no reciben más recompensas, y nadie los recuerda.

9. ¿Participan en las cosas terrenales?

Eclesiastés 9:6
RVR1960 6 También su amor y su odio y su envidia fenecieron ya; y nunca más tendrán parte en todo lo que se hace debajo del sol. NTV 6 Lo que hayan hecho en su vida — amar, odiar, envidiar — pasó ya hace mucho. Ya no son parte de nada en este mundo.

NOTA. — Si uno continuaba en conciencia después de la muerte, sabría de la promoción o deshonra de sus hijos. Pero Job dice que no lo sabe. No sólo eso, sino que en la muerte uno pierde todos los atributos de la mente: amor, odio, envidia, etc. Por lo tanto, es evidente que sus pensamientos han perecido y que no puede tener nada más que ver con las cosas de este mundo. Pero si, como algunos lo enseñaron y sostuvieron, los poderes de pensamiento del hombre continúan después de la muerte, él vive; y si vive, debe estar en alguna parte. ¿Dónde está? ¿Está en el cielo o en el infierno? Si va a cualquier lugar al morir, ¿cuál es entonces la necesidad de un juicio futuro, o de una resurrección, o de la segunda venida de Cristo? Si el juicio no se lleva a cabo al morir, pero los hombres van a su recompensa al morir, entonces sus recompensas preceden a sus premios, y surgiría la posibilidad de que algunos al morir hayan ido al lugar equivocado, y deben ser enviados al lugar equivocado. otros, después de haber estado en la dicha o el tormento durante siglos, tal vez.

10. ¿Qué dice el salmista sobre los muertos alabando a Dios?

Salmos 115:17
RVR1960 17 No alabarán los muertos a JAH, Ni cuantos descienden al silencio; NTV 17 Los muertos no pueden cantar alabanzas al Señor porque han entrado en el silencio de la tumba.

11. ¿Cuánto sabe uno de Dios cuando está muerto?

Salmos 6:5
RVR1960 5 Porque en la muerte no hay memoria de ti; En el Seol, ¿quién te alabará? NTV 5 Pues los muertos no se acuerdan de ti; ¿quién puede alabarte desde la tumba?

NOTA: No hay ni siquiera un recuerdo de Dios. Como ya se vio, la Biblia en todas partes representa a los muertos dormidos. Si estuvieran en el cielo o en el infierno, ¿sería apropiado representarlos así? ¿Estaba Lázaro, a quien Jesús amaba, en el cielo cuando el Salvador dijo: “Nuestro amigo Lázaro duerme”? 1 Juan 11:11
RVR1960 NTV
Si es así, llamarlo a la vida realmente le estaba robando la dicha del cielo que por derecho le pertenecía. La parábola del rico y Lázaro, registrada en Lucas 16
RVR1960 1 Dijo también a sus discípulos: Había un hombre rico que tenía un mayordomo, y este fue acusado ante él como disipador de sus bienes. 2 Entonces le llamó, y le dijo: ¿Qué es esto que oigo acerca de ti? Da cuenta de tu mayordomía, porque ya no podrás más ser mayordomo. 3 Entonces el mayordomo dijo para sí: ¿Qué haré? Porque mi amo me quita la mayordomía. Cavar, no puedo; mendigar, me da vergüenza. 4 Ya sé lo que haré para que cuando se me quite de la mayordomía, me reciban en sus casas. 5 Y llamando a cada uno de los deudores de su amo, dijo al primero: ¿Cuánto debes a mi amo? 6 Él dijo: Cien barriles de aceite. Y le dijo: Toma tu cuenta, siéntate pronto, y escribe cincuenta. 7 Después dijo a otro: Y tú, ¿cuánto debes? Y él dijo: Cien medidas de trigo. Él le dijo: Toma tu cuenta, y escribe ochenta. 8 Y alabó el amo al mayordomo malo por haber hecho sagazmente; porque los hijos de este siglo son más sagaces en el trato con sus semejantes que los hijos de luz. 9 Y yo os digo: Ganad amigos por medio de las riquezas injustas, para que cuando estas falten, os reciban en las moradas eternas. 10 El que es fiel en lo muy poco, también en lo más es fiel; y el que en lo muy poco es injusto, también en lo más es injusto. 11 Pues si en las riquezas injustas no fuisteis fieles, ¿quién os confiará lo verdadero? 12 Y si en lo ajeno no fuisteis fieles, ¿quién os dará lo que es vuestro? 13 Ningún siervo puede servir a dos señores; porque o aborrecerá al uno y amará al otro, o estimará al uno y menospreciará al otro. No podéis servir a Dios y a las riquezas. 14 Y oían también todas estas cosas los fariseos, que eran avaros, y se burlaban de él. 15 Entonces les dijo: Vosotros sois los que os justificáis a vosotros mismos delante de los hombres; mas Dios conoce vuestros corazones; porque lo que los hombres tienen por sublime, delante de Dios es abominación. 16 La ley y los profetas eran hasta Juan; desde entonces el reino de Dios es anunciado, y todos se esfuerzan por entrar en él. 17 Pero más fácil es que pasen el cielo y la tierra, que se frustre una tilde de la ley. (Mt. 19.
1-12; Mr. 10.
1-12) 18 Todo el que repudia a su mujer, y se casa con otra, adultera; y el que se casa con la repudiada del marido, adultera. 19 Había un hombre rico, que se vestía de púrpura y de lino fino, y hacía cada día banquete con esplendidez. 20 Había también un mendigo llamado Lázaro, que estaba echado a la puerta de aquel, lleno de llagas, 21 y ansiaba saciarse de las migajas que caían de la mesa del rico; y aun los perros venían y le lamían las llagas. 22 Aconteció que murió el mendigo, y fue llevado por los ángeles al seno de Abraham; y murió también el rico, y fue sepultado. 23 Y en el Hades alzó sus ojos, estando en tormentos, y vio de lejos a Abraham, y a Lázaro en su seno. 24 Entonces él, dando voces, dijo: Padre Abraham, ten misericordia de mí, y envía a Lázaro para que moje la punta de su dedo en agua, y refresque mi lengua; porque estoy atormentado en esta llama. 25 Pero Abraham le dijo: Hijo, acuérdate que recibiste tus bienes en tu vida, y Lázaro también males; pero ahora este es consolado aquí, y tú atormentado. 26 Además de todo esto, una gran sima está puesta entre nosotros y vosotros, de manera que los que quisieren pasar de aquí a vosotros, no pueden, ni de allá pasar acá. 27 Entonces le dijo: Te ruego, pues, padre, que le envíes a la casa de mi padre, 28 porque tengo cinco hermanos, para que les testifique, a fin de que no vengan ellos también a este lugar de tormento. 29 Y Abraham le dijo: A Moisés y a los profetas tienen; óiganlos. 30 Él entonces dijo: No, padre Abraham; pero si alguno fuere a ellos de entre los muertos, se arrepentirán. 31 Mas Abraham le dijo: Si no oyen a Moisés y a los profetas, tampoco se persuadirán aunque alguno se levantare de los muertos.
NTV 1 Jesús les contó la siguiente historia a sus discípulos: «Había cierto hombre rico que tenía un administrador que manejaba sus negocios. Un día llegó la noticia de que el administrador estaba malgastando el dinero de su patrón. 2 Entonces el patrón lo llamó y le dijo: “¿Qué es esto que oigo acerca de ti? Prepara un informe final porque voy a despedirte”. 3 »El administrador pensó: “¿Y ahora qué haré? Mi jefe me ha despedido. No tengo fuerzas para cavar zanjas y soy demasiado orgulloso para mendigar. 4 Ah, ya sé cómo asegurarme de que tendré muchos amigos que me recibirán en sus casas cuando mi patrón me despida”. 5 »Entonces invitó a todo el que le debía dinero a su patrón para conversar sobre la situación. Le preguntó al primero: “¿Cuánto debes a mi patrón?”. 6 El hombre contestó: “Le debo cien medidas de aceite de oliva”. Entonces el administrador le dijo: “Toma la factura y cámbiala a cincuenta medidas”. 7 »Le preguntó al siguiente: “¿Cuánto le debes tú?”. “Le debo cien medidas de trigo”, respondió. “Toma la factura y cámbiala a ochenta medidas”, le dijo. 8 »El hombre rico tuvo que admirar a este pícaro deshonesto por su astucia. Y la verdad es que los hijos de este mundo son más astutos que los hijos de la luz al lidiar con el mundo que los rodea. 9 Aquí está la lección: usen sus recursos mundanos para beneficiar a otros y para hacer amigos. Entonces, cuando esas posesiones se acaben, ellos les darán la bienvenida a un hogar eterno. 10 »Si son fieles en las cosas pequeñas, serán fieles en las grandes; pero si son deshonestos en las cosas pequeñas, no actuarán con honradez en las responsabilidades más grandes. 11 Entonces, si no son confiables con las riquezas mundanas, ¿quién les confiará las verdaderas riquezas del cielo? ; 12 y si no son fieles con las cosas de otras personas, ¿por qué se les debería confiar lo que es de ustedes? 13 »Nadie puede servir a dos amos. Pues odiará a uno y amará al otro; será leal a uno y despreciará al otro. No se puede servir a Dios y estar esclavizado al dinero». 14 Los fariseos, que amaban mucho su dinero, oyeron todo eso y se burlaron de Jesús. 15 Entonces él les dijo: «A ustedes les encanta aparecer como personas rectas en público, pero Dios conoce el corazón. Lo que este mundo honra es detestable a los ojos de Dios. 16 »Hasta el tiempo de Juan el Bautista, la ley de Moisés y el mensaje de los profetas fueron sus guías; pero ahora se predica la Buena Noticia del reino de Dios, y todos están ansiosos por entrar. 17 Eso no significa que la ley haya perdido su fuerza. Es más fácil que el cielo y la tierra desaparezcan, a que el más pequeño punto de la ley de Dios sea anulado. 18 »Por ejemplo, un hombre que se divorcia de su esposa y se casa con otra comete adulterio; y el que se case con una mujer divorciada de su esposo comete adulterio». 19 Jesús dijo: «Había un hombre rico que se vestía con gran esplendor en púrpura y lino de la más alta calidad y vivía rodeado de lujos. 20 Tirado a la puerta de su casa había un hombre pobre llamado Lázaro, quien estaba cubierto de llagas. 21 Mientras Lázaro estaba tendido, deseando comer las sobras de la mesa del hombre rico, los perros venían y le lamían las llagas abiertas. 22 »Con el tiempo, el hombre pobre murió y fue llevado por los ángeles para que se sentara junto a Abraham en el banquete celestial. El hombre rico también murió y fue enterrado, 23 y fue al lugar de los muertos. Allí, en medio del tormento, vio a Abraham a lo lejos con Lázaro junto a él. 24 »El hombre rico gritó: “¡Padre Abraham, ten piedad! Envíame a Lázaro para que moje la punta de su dedo en agua y refresque mi lengua. Estoy en angustia en estas llamas”. 25 »Abraham le dijo: “Hijo, recuerda que tuviste todo lo que quisiste durante tu vida, y Lázaro no tuvo nada. Ahora él está aquí recibiendo consuelo y tú estás en angustia. 26 Además, hay un gran abismo que nos separa. Ninguno de nosotros puede cruzar hasta allí, y ninguno de ustedes puede cruzar hasta aquí”. 27 »Entonces el hombre rico dijo: “Por favor, padre Abraham, al menos envíalo a la casa de mi padre. 28 Tengo cinco hermanos y quiero advertirles que no terminen en este lugar de tormento”. 29 »Abraham le dijo: “Moisés y los profetas ya les advirtieron. Tus hermanos pueden leer lo que ellos escribieron”. 30 »El hombre rico respondió: “¡No, padre Abraham! Pero si se les envía a alguien de los muertos ellos se arrepentirán de sus pecados y volverán a Dios”. 31 »Pero Abraham le dijo: “Si no escuchan a Moisés y a los profetas, no se persuadirán por más que alguno se levantara de los muertos”».
, fue dada para enseñar, no la conciencia en la muerte, sino que en el juicio las riquezas no servirán de nada a menos que se usen de manera correcta y benéfica, y que la pobreza no mantendrá a nadie fuera del cielo.

12. ¿Pero no están los justos muertos en el cielo?

Hechos 2:34
RVR1960 34 Porque David no subió a los cielos; pero él mismo dice: Dijo el Señor a mi Señor: Siéntate a mi diestra, NTV 34 Pues David nunca ascendió al cielo; sin embargo, dijo: “El Señor le dijo a mi Señor: ‘Siéntate en el lugar de honor a mi derecha,

13. ¿Qué debe suceder antes de que los muertos puedan alabar a Dios?

Isaías 26:19
RVR1960 19 Tus muertos vivirán; sus cadáveres resucitarán. ! ! Despertad y cantad, moradores del polvo! porque tu rocío es cual rocío de hortalizas, y la tierra dará sus muertos. NTV 19 Pero los que mueren en el Señor vivirán; ¡sus cuerpos se levantarán otra vez! Los que duermen en la tierra se levantarán y cantarán de alegría. Pues tu luz que da vida descenderá como el rocío sobre tu pueblo, en el lugar de los muertos.

14. ¿Cuándo dijo David que estaría satisfecho?

Salmos 17:15
RVR1960 15 En cuanto a mí, veré tu rostro en justicia; Estaré satisfecho cuando despierte a tu semejanza. NTV 15 Porque soy recto, te veré; cuando despierte, te veré cara a cara y quedaré satisfecho.

15. Si no hubiera resurrección de los muertos, ¿cuál sería la condición de los que durmieron en Cristo?

1 Corintios 15:16-18
RVR1960 16 Porque si los muertos no resucitan, tampoco Cristo resucitó; 17 y si Cristo no resucitó, vuestra fe es vana; aún estáis en vuestros pecados. 18 Entonces también los que durmieron en Cristo perecieron. NTV 16 y si no hay resurrección de los muertos, entonces Cristo no ha resucitado; 17 y si Cristo no ha resucitado, entonces la fe de ustedes es inútil, y todavía son culpables de sus pecados. 18 En ese caso, ¡todos los que murieron creyendo en Cristo están perdidos!

16. ¿Cuándo tendrá lugar la resurrección de los justos?

1 Tesalonicenses 4:16
RVR1960 16 Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero. NTV 16 Pues el Señor mismo descenderá del cielo con un grito de mando, con voz de arcángel y con el llamado de trompeta de Dios. Primero, los creyentes que hayan muerto se levantarán de sus tumbas.

NOTAS. — Si, como se dice en Eclesiastés 9:5
RVR1960 5 Porque los que viven saben que han de morir; pero los muertos nada saben, ni tienen más paga; porque su memoria es puesta en olvido. NTV 5 Los que están vivos al menos saben que un día van a morir, pero los muertos no saben nada. Ya no reciben más recompensas, y nadie los recuerda.
los muertos no saben nada, entonces no tienen conocimiento del transcurso del tiempo. "Seis mil años en la tumba para un muerto no es más que un guiño para los vivos". Para ellos, la conciencia, nuestro único medio de medir el tiempo, se ha ido; y cuando despierten les parecerá que no ha transcurrido absolutamente ningún tiempo. Y aquí reside un pensamiento muy reconfortante en la doctrina bíblica del sueño de los muertos, que en la muerte no hay conciencia del paso del tiempo. Para los que duermen en Jesús, su sueño, ya sea largo o corto, ya sea un año, mil años o seis mil años, será como si el momento de la triste despedida fuera seguido instantáneamente por el feliz reencuentro en la presencia de Jesús. en su gloriosa aparición y la resurrección de los justos.
También debería ser un pensamiento consolador para aquellos cuyas vidas han estado llenas de ansiedad y dolor por los seres queridos fallecidos que persistieron en el pecado, saber que ahora no están sufriendo tormentos, sino que, con todos los demás muertos, están durmiendo tranquilamente en sus tumbas. Job 3:17
RVR1960 17 Allí los impíos dejan de perturbar, Y allí descansan los de agotadas fuerzas. NTV 17 Pues una vez muertos, los malvados no causan más problemas y los cansados encuentran reposo.

Una vez más, se estropearía la felicidad del disfrute de uno en el cielo si mirara a la tierra y viese a sus amigos y parientes sufriendo persecución, miseria, frío, hambre o dolor por los muertos. El camino de Dios es el mejor: que toda vida, animación, actividad, pensamiento y conciencia sensibles cesen al morir, y que todos esperen hasta la resurrección para recibir la vida futura y la recompensa eterna. Hebreos 11:39-40
RVR1960 39 Y todos éstos, aunque alcanzaron buen testimonio mediante la fe, no recibieron lo prometido; 40 proveyendo Dios alguna cosa mejor para nosotros, para que no fuesen ellos perfeccionados aparte de nosotros. NTV 39 Debido a su fe, todas esas personas gozaron de una buena reputación, aunque ninguno recibió todo lo que Dios le había prometido. 40 Pues Dios tenía preparado algo mejor para nosotros, de modo que ellos no llegaran a la perfección sin nosotros.

¡DUERME, amado! duerme y descansa; Pon tu cabeza sobre el pecho de tu Salvador. Te amamos, pero Jesús te ama más. Buenas noches.

This Presentation was produced using ESTUDIA LA BIBLIA ¡HOY!
estudialabibliahoy.com