El Deber de Animar — Estudia la Biblia Hoy





15/22     
  3 - 5 minutes
EL DEBER DE ANIMAR
EL DEBER DE ANIMAR
EL DEBER DE ANIMAR



El Padre que perdona a su Hijo. Lucas 15:20
RVR1960 20 Y levantándose, vino a su padre. Y cuando aún estaba lejos, lo vio su padre, y fue movido a misericordia, y corrió, y se echó sobre su cuello, y le besó. NTV 20 »Entonces regresó a la casa de su padre, y cuando todavía estaba lejos, su padre lo vio llegar. Lleno de amor y de compasión, corrió hacia su hijo, lo abrazó y lo besó.

1. Cuando los diez espías trajeron una mala noticia de la tierra de Canaán, ¿qué dijo Caleb?

Núm. 13:30
RVR1960 NTV

2. ¿Qué dijeron los diez espías?

Números 13:31
RVR1960 31 Mas los varones que subieron con él, dijeron: No podremos subir contra aquel pueblo, porque es más fuerte que nosotros. NTV 31 Pero los demás hombres que exploraron la tierra con él, no estuvieron de acuerdo: — ¡No podemos ir contra ellos! ¡Son más fuertes que nosotros!

3. ¿Qué efecto tuvo este malvado informe sobre la gente?

Números 14:1-4
RVR1960 1 Entonces toda la congregación gritó, y dio voces; y el pueblo lloró aquella noche. 2 Y se quejaron contra Moisés y contra Aarón todos los hijos de Israel; y les dijo toda la multitud: ¡Ojalá muriéramos en la tierra de Egipto; o en este desierto ojalá muriéramos! 3 ¿Y por qué nos trae Jehová a esta tierra para caer a espada, y que nuestras mujeres y nuestros niños sean por presa? ¿No nos sería mejor volvernos a Egipto? 4 Y decían el uno al otro: Designemos un capitán, y volvámonos a Egipto. NTV 1 Entonces toda la comunidad empezó a llorar a gritos y así continuó toda la noche. 2 Sus voces se elevaron en una gran protesta contra Moisés y Aarón: «¡Si tan solo hubiéramos muerto en Egipto o incluso aquí en el desierto! — se quejaban — . 3 ¿Por qué el Señor nos está llevando a esta tierra solo para que muramos en batalla? ¡A nuestras esposas y a nuestros hijos se llevarán como botín! ¿No sería mejor volvernos a Egipto? ». 4 Entonces conspiraron entre ellos: «¡Escojamos a un nuevo líder y regresemos a Egipto! ».

4. ¿Con qué palabras buscó Moisés para animar a Josué?

Deuteronomio 31:7-8
RVR1960 7 Y llamó Moisés a Josué, y le dijo en presencia de todo Israel: Esfuérzate y anímate; porque tú entrarás con este pueblo a la tierra que juró Jehová a sus padres que les daría, y tú se la harás heredar. 8 Y Jehová va delante de ti; él estará contigo, no te dejará, ni te desamparará; no temas ni te intimides. NTV 7 Luego Moisés mandó llamar a Josué y, en presencia de todo Israel, le dijo: «¡Sé fuerte y valiente! Pues tú guiarás a este pueblo a la tierra que el Señor juró a sus antepasados que les daría. Tú serás quien la repartirá entre ellos y se la darás como sus porciones de tierra. 8 No temas ni te desalientes, porque el propio Señor irá delante de ti. Él estará contigo; no te fallará ni te abandonará».

5. En su último encargo a Josué, ¿qué le dijo Moisés, hablando por Dios?

Deuteronomio 31:23
RVR1960 23 Y dio orden a Josué hijo de Nun, y dijo: Esfuérzate y anímate, pues tú introducirás a los hijos de Israel en la tierra que les juré, y yo estaré contigo. NTV 23 Luego el Señor encargó a Josué, hijo de Nun, con las siguientes palabras: «Sé fuerte y valiente porque tendrás que llevar al pueblo de Israel a la tierra que juré darles. Yo estaré contigo».

6. Después de la muerte de Moisés, ¿cómo animó el Señor a Josué?

Josué 1:1-6
RVR1960 1 Aconteció después de la muerte de Moisés siervo de Jehová, que Jehová habló a Josué hijo de Nun, servidor de Moisés, diciendo: 2 Mi siervo Moisés ha muerto; ahora, pues, levántate y pasa este Jordán, tú y todo este pueblo, a la tierra que yo les doy a los hijos de Israel. 3 Yo os he entregado, como lo había dicho a Moisés, todo lugar que pisare la planta de vuestro pie. 4 Desde el desierto y el Líbano hasta el gran río Éufrates, toda la tierra de los heteos hasta el gran mar donde se pone el sol, será vuestro territorio. 5 Nadie te podrá hacer frente en todos los días de tu vida; como estuve con Moisés, estaré contigo; no te dejaré, ni te desampararé. 6 Esfuérzate y sé valiente; porque tú repartirás a este pueblo por heredad la tierra de la cual juré a sus padres que la daría a ellos. NTV 1 Después de la muerte de Moisés, siervo del Señor, el Señor habló a Josué, hijo de Nun y ayudante de Moisés. Le dijo: 2 «Mi siervo Moisés ha muerto. Por lo tanto, ha llegado el momento de que guíes a este pueblo, a los israelitas, a cruzar el río Jordán y a entrar en la tierra que les doy. 3 Te prometo a ti lo mismo que le prometí a Moisés: “Dondequiera que pongan los pies los israelitas, estarán pisando la tierra que les he dado: 4 desde el desierto del Neguev, al sur, hasta las montañas del Líbano, al norte; desde el río Éufrates, al oriente, hasta el mar Mediterráneo, al occidente, incluida toda la tierra de los hititas”. 5 Nadie podrá hacerte frente mientras vivas. Pues yo estaré contigo como estuve con Moisés. No te fallaré ni te abandonaré. 6 »Sé fuerte y valiente, porque tú serás quien guíe a este pueblo para que tome posesión de toda la tierra que juré a sus antepasados que les daría.

7. Cuando Senaquerib, rey de Asiria, vino contra Jerusalén, ¿qué le dijo el rey Ezequías a Israel?

2 Crónicas 32:7-8
RVR1960 7 Esforzaos y animaos; no temáis, ni tengáis miedo del rey de Asiria, ni de toda la multitud que con él viene; porque más hay con nosotros que con él. 8 Con él está el brazo de carne, mas con nosotros está Jehová nuestro Dios para ayudarnos y pelear nuestras batallas. Y el pueblo tuvo confianza en las palabras de Ezequías rey de Judá. NTV 7 «¡Sean fuertes y valientes! No tengan miedo ni se desalienten por causa del rey de Asiria o de su poderoso ejército, ¡porque hay un poder mucho más grande de nuestro lado! 8 El rey podrá tener un gran ejército, pero no son más que hombres. ¡Con nosotros está el Señor nuestro Dios para ayudarnos y para pelear nuestras batallas por nosotros! ». Las palabras de Ezequías alentaron en gran manera a la gente.

8. ¿Qué efecto tuvieron estas palabras en la gente?

2 Crónicas 32:8
RVR1960 8 Con él está el brazo de carne, mas con nosotros está Jehová nuestro Dios para ayudarnos y pelear nuestras batallas. Y el pueblo tuvo confianza en las palabras de Ezequías rey de Judá. NTV 8 El rey podrá tener un gran ejército, pero no son más que hombres. ¡Con nosotros está el Señor nuestro Dios para ayudarnos y para pelear nuestras batallas por nosotros! ». Las palabras de Ezequías alentaron en gran manera a la gente.

9. ¿Cómo intentó Josías promover la adoración de Dios?

2 Crónicas 35:2
RVR1960 2 Puso también a los sacerdotes en sus oficios, y los confirmó en el ministerio de la casa de Jehová. NTV 2 Josías también asignó a los sacerdotes sus responsabilidades y los animó en su trabajo en el templo del Señor.

10. ¿Con qué mensaje, a través del profeta Hageo, buscó Dios animar a la gente a reconstruir el templo?

Hageo 2:4
RVR1960 4 Pues ahora, Zorobabel, esfuérzate, dice Jehová; esfuérzate también, Josué hijo de Josadac, sumo sacerdote; y cobrad ánimo, pueblo todo de la tierra, dice Jehová, y trabajad; porque yo estoy con vosotros, dice Jehová de los ejércitos. NTV 4 Sin embargo, ahora el Señor dice: Zorobabel, sé fuerte. Jesúa, hijo de Jehosadac, sumo sacerdote, sé fuerte. Ustedes que aún quedan en la tierra, sean fuertes. Así que ahora, ¡manos a la obra! , porque yo estoy con ustedes, dice el Señor de los Ejércitos Celestiales.

11. ¿Qué mensaje alentador nos ha dejado Cristo?

Juan 16:33
RVR1960 33 Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo. NTV 33 Les he dicho todo lo anterior para que en mí tengan paz. Aquí en el mundo tendrán muchas pruebas y tristezas; pero anímense, porque yo he vencido al mundo.

NOTA. — Un hombre desanimado, como un caballo desanimado, es impotente para realizar su tarea. “Lo que más necesitan los hombres en la lucha y los conflictos de este mundo no suele ser ayuda directa, sino alegría. ... Muchos hombres se han desmayado y sucumbido en las grandes luchas a quienes una palabra de alegría hubiera hecho fuertes para vencer. Entonces, nunca deberíamos perder la oportunidad de decir una palabra inspiradora. No sabemos cuánto se necesita, ni cuán grandes y trascendentales pueden ser sus consecuencias ". “Religión en los días de la semana”, por J. R. Miller, D.D., página 170.

This Presentation was produced using ESTUDIA LA BIBLIA ¡HOY!
estudialabibliahoy.com