La Conversión del Mundo — Estudia la Biblia Hoy





9/13     
  14 - 22 minutes
LA CONVERSIóN DEL MUNDO
LA CONVERSIóN DEL MUNDO
LA CONVERSIóN DEL MUNDO



Después del Diluvio. 2 Timoteo 3:13
RVR1960 13 mas los malos hombres y los engañadores irán de mal en peor, engañando y siendo engañados. NTV 13 pero los malos y los impostores serán cada vez más fuertes. Engañarán a otros, y ellos mismos serán engañados.

1. ¿Qué dijo Cristo que sería la condición del mundo en su segunda venida?

Lucas 17:26
RVR1960 26 Como fue en los días de Noé, (A) así también será en los días del Hijo del Hombre. NTV 26 »Cuando el Hijo del Hombre regrese, será como en los días de Noé.
Lucas 17:27-30
RVR1960 27 Comían, bebían, se casaban y se daban en casamiento, hasta el día en que entró Noé en el arca, y vino el diluvio y los destruyó a todos. (A) 28 Asimismo como sucedió en los días de Lot; (B) comían, bebían, compraban, vendían, plantaban, edificaban; 29 mas el día en que Lot salió de Sodoma, llovió del cielo fuego y azufre, y los destruyó a todos. 30 Así será el día en que el Hijo del Hombre se manifieste. NTV 27 En esos días, la gente disfrutaba de banquetes, fiestas y casamientos, hasta el momento en que Noé entró en su barco y llegó el diluvio y los destruyó a todos. 28 »El mundo será como en los días de Lot, cuando las personas se ocupaban de sus quehaceres diarios — comían y bebían, compraban y vendían, cultivaban y edificaban — 29 hasta la mañana en que Lot salió de Sodoma. Entonces llovió del cielo fuego y azufre ardiente, y destruyó a todos. 30 Sí, será “todo como siempre” hasta el día en que se manifieste el Hijo del Hombre.

2. ¿Cómo fue en los días de Noé?

Génesis 6:5-11
RVR1960 5 Y vio Jehová que la maldad de los hombres era mucha en la tierra, y que todo designio de los pensamientos del corazón de ellos era de continuo solamente el mal. 6 Y se arrepintió Jehová de haber hecho hombre en la tierra, y le dolió en su corazón. 7 Y dijo Jehová: Raeré de sobre la faz de la tierra a los hombres que he creado, desde el hombre hasta la bestia, y hasta el reptil y las aves del cielo; pues me arrepiento de haberlos hecho. 8 Pero Noé halló gracia ante los ojos de Jehová. (A) 9 Estas son las generaciones de Noé: Noé, varón justo, (B) era perfecto en sus generaciones; con Dios caminó Noé. 10 Y engendró Noé tres hijos: a Sem, a Cam y a Jafet. 11 Y se corrompió la tierra delante de Dios, y estaba la tierra llena de violencia. NTV 5 El Señor vio la magnitud de la maldad humana en la tierra y que todo lo que la gente pensaba o imaginaba era siempre y totalmente malo. 6 Entonces el Señor lamentó haber creado al ser humano y haberlo puesto sobre la tierra. Se le partió el corazón. 7 Entonces el Señor dijo: «Borraré de la faz de la tierra a esta raza humana que he creado. Así es, y destruiré a todo ser viviente: a todos los seres humanos, a los animales grandes, a los animales pequeños que corren por el suelo y aun a las aves del cielo. Lamento haberlos creado». 8 Pero Noé encontró favor delante del Señor. 9 Este es el relato de Noé y su familia. Noé era un hombre justo, la única persona intachable que vivía en la tierra en ese tiempo, y anduvo en íntima comunión con Dios. 10 Noé fue padre de tres hijos: Sem, Cam y Jafet. 11 Ahora bien, Dios vio que la tierra se había corrompido y estaba llena de violencia.

NOTA: En un sermón pronunciado en Savannah, Georgia, el 2 de diciembre de 1912, el obispo A. W. Wilson (metodista) dijo: “La vieja Roma en sus peores días nunca albergó las condiciones de vicio que prevalecen en nuestros círculos sociales más elevados. Nunca, en ningún período de la historia del mundo, el estrato moral ha sido tan delgado o tan bajo ".

3. ¿Cómo caracterizó Pablo los últimos días?

2 Timoteo 3:1
RVR1960 1 También debes saber esto: que en los postreros días vendrán tiempos peligrosos. NTV 1 Timoteo, es bueno que sepas que, en los últimos días, habrá tiempos muy difíciles.

4. ¿Qué dijo que haría que esos tiempos fueran peligrosos?

2 Timoteo 3:2-5
RVR1960 2 Porque habrá hombres amadores de sí mismos, avaros, vanagloriosos, soberbios, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, impíos, 3 sin afecto natural, implacables, calumniadores, intemperantes, crueles, aborrecedores de lo bueno, 4 traidores, impetuosos, infatuados, amadores de los deleites más que de Dios, 5 que tendrán apariencia de piedad, pero negarán la eficacia de ella; a estos evita. NTV 2 Pues la gente solo tendrá amor por sí misma y por su dinero. Serán fanfarrones y orgullosos, se burlarán de Dios, serán desobedientes a sus padres y malagradecidos. No considerarán nada sagrado. 3 No amarán ni perdonarán; calumniarán a otros y no tendrán control propio. Serán crueles y odiarán lo que es bueno. 4 Traicionarán a sus amigos, serán imprudentes, se llenarán de soberbia y amarán el placer en lugar de amar a Dios. 5 Actuarán como religiosos pero rechazarán el único poder capaz de hacerlos obedientes a Dios. ¡Aléjate de esa clase de individuos!

5. ¿Las cosas mejorarán o empeorarán antes de que venga el Señor

2 Timoteo 3:13
RVR1960 13 mas los malos hombres y los engañadores irán de mal en peor, engañando y siendo engañados. NTV 13 pero los malos y los impostores serán cada vez más fuertes. Engañarán a otros, y ellos mismos serán engañados.

NOTA . — “Incluso hasta el fin de los tiempos seguirá habiendo motivo para la misma queja; el mundo no mejorará, no, no cuando se acerque a su período. Malo es, y malo será, y lo peor de todo justo antes de la venida de Cristo ". Matthew Henry, sobre Lucas 18:8
RVR1960 8 Os digo que pronto les hará justicia. Pero cuando venga el Hijo del Hombre, ¿hallará fe en la tierra? NTV 8 Les digo, ¡él pronto les hará justicia! Pero cuando el Hijo del Hombre regrese, ¿a cuántas personas con fe encontrará en la tierra? ».

6. Según la parábola del trigo y la cizaña, ¿cuánto tiempo van a permanecer juntos los buenos y los malos?

Mateo 13:38-39
RVR1960 38 El campo es el mundo; la buena semilla son los hijos del reino, y la cizaña son los hijos del malo. 39 El enemigo que la sembró es el diablo; la siega es el fin del siglo; y los segadores son los ángeles. NTV 38 El campo es el mundo, y la buena semilla representa a la gente del reino. La maleza representa a las personas que pertenecen al maligno. 39 El enemigo que sembró la maleza entre el trigo es el diablo. La cosecha es el fin del mundo, y los cosechadores son los ángeles.
Mateo 13:30
RVR1960 30 Dejad crecer juntamente lo uno y lo otro hasta la siega; y al tiempo de la siega yo diré a los segadores: Recoged primero la cizaña, y atadla en manojos para quemarla; pero recoged el trigo en mi granero. NTV 30 Dejen que ambas crezcan juntas hasta la cosecha. Entonces les diré a los cosechadores que separen la maleza, la aten en manojos y la quemen, y que pongan el trigo en el granero”».

7. ¿Cuándo llega la cosecha?

Mateo 13:39
RVR1960 39 El enemigo que la sembró es el diablo; la siega es el fin del siglo; y los segadores son los ángeles. NTV 39 El enemigo que sembró la maleza entre el trigo es el diablo. La cosecha es el fin del mundo, y los cosechadores son los ángeles.

NOTAS. — Por tanto, es evidente que los impíos (la cizaña) viven con los justos (el trigo) hasta el fin del mundo. Entonces, no hay tiempo antes de la venida de Cristo para un estado sin pecado, en el que todos los hombres se convertirán y volverán a Dios.

El "Libro de los hechos" de Harper, edición 1906, artículo "Religión", clasifica religiosamente a la población del mundo de la siguiente manera: Cristiano no cristiano Budistas 400.000.000 Católicos romanos 175.000.000 Brahmanes 250.000.000 Protestantes 110.000.000 Mahometanos 180.000.000 Iglesia griega 90.000.000 Adoradores de fetiches 50.000.000 Varios 25.000.000 Judíos 8.000.000 Varios 62.000.000 1.050.000.000 400.000.000 De esto se verá que solo alrededor de una cuarta parte de la población mundial son cristianos nominales.

8. ¿Con qué propósito dijo Cristo que se predicaría el evangelio en todo el mundo? “

Mateo 24:14
RVR1960 14 Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin. NTV 14 Y se predicará la Buena Noticia acerca del reino por todo el mundo, de manera que todas las naciones la oirán; y entonces vendrá el fin.

NOTAS. — No dijo que todos recibirían el evangelio, sino que el evangelio sería predicado en todo el mundo para testimonio a todas las naciones, y que entonces vendría el fin. Al comentar sobre Apocalipsis 20:2
RVR1960 2 Y prendió al dragón, la serpiente antigua, (A) que es el diablo y Satanás, y lo ató por mil años; NTV 2 Sujetó con fuerza al dragón — la serpiente antigua, quien es el diablo, Satanás — y lo encadenó por mil años.
el Dr. Adam Clarke dice: “Probablemente nunca aparecerá tal tiempo, en el cual el mal será completamente desterrado de la tierra, hasta después del día del juicio, cuando, habiendo sido quemada la tierra, un Un cielo nuevo y una tierra nueva serán producidos de las ruinas del antiguo, por el gran poder de Dios; la justicia sola habitará en ellos ”. Comentario de Clarke, edición 1860.

9. ¿Cuándo llegará a su fin el “hombre de pecado” o el “misterio de iniquidad”, también llamado “el inicuo”?

2 Tesalonicenses 2:8
RVR1960 8 Y entonces se manifestará aquel inicuo, a quien el Señor matará con el espíritu de su boca, y destruirá con el resplandor de su venida; NTV 8 Entonces el hombre de anarquía será dado a conocer, pero el Señor Jesús lo matará con el soplo de su boca y lo destruirá con el esplendor de su venida.

10. ¿Cuánto tiempo duró el cuerno pequeño de Daniel 7:25
RVR1960 25 Y hablará palabras contra el Altísimo, y a los santos del Altísimo quebrantará, y pensará en cambiar los tiempos y la ley; y serán entregados en su mano hasta tiempo, y tiempos, y medio tiempo. NTV 25 Desafiará al Altísimo y oprimirá al pueblo santo del Altísimo. Procurará cambiar las leyes de los santos y sus festivales sagrados y ellos quedarán bajo el dominio de ese rey por un tiempo, tiempos y medio tiempo.
para hacer guerra contra los santos?

Daniel 7:21-22
RVR1960 21 Y veía yo que este cuerno hacía guerra contra los santos, y los vencía, (A) 22 hasta que vino el Anciano de días, y se dio el juicio a los santos del Altísimo; (B) y llegó el tiempo, y los santos recibieron el reino. NTV 21 Mientras miraba, ese cuerno hacía guerra contra el pueblo santo de Dios y lo vencía, 22 hasta que vino el Anciano — el Altísimo — y emitió un juicio en favor de su pueblo santo. Entonces llegó el tiempo para que los santos tomaran posesión del reino.

11. ¿Cómo vendrá el día del Señor sobre el mundo?

1 Tesalonicenses 5:2-4
RVR1960 2 Porque vosotros sabéis perfectamente que el día del Señor vendrá así como ladrón en la noche; 3 que cuando digan: Paz y seguridad, entonces vendrá sobre ellos destrucción repentina, como los dolores a la mujer encinta, y no escaparán. 4 Mas vosotros, hermanos, no estáis en tinieblas, para que aquel día os sorprenda como ladrón. NTV 2 Pues ustedes saben muy bien que el día del regreso del Señor llegará inesperadamente, como un ladrón en la noche. 3 Cuando la gente esté diciendo: «Todo está tranquilo y seguro», entonces le caerá encima la catástrofe tan repentinamente como le vienen los dolores de parto a una mujer embarazada; y no habrá escapatoria posible. 4 Pero ustedes, amados hermanos, no están a oscuras acerca de estos temas, y no serán sorprendidos cuando el día del Señor venga como un ladrón.

NOTA: Habrá sólo dos clases en el mundo entonces: los que están en tinieblas, que buscan un tiempo de paz y seguridad, y los que no están en tinieblas, que esperan el día del Señor, un día de desperdicio. y destrucción, la venida de Cristo y el fin del mundo. Ver Jeremías 7:1-19
RVR1960 1 Palabra de Jehová que vino a Jeremías, diciendo: 2 Ponte a la puerta de la casa de Jehová, y proclama allí esta palabra, y di: Oíd palabra de Jehová, todo Judá, los que entráis por estas puertas para adorar a Jehová. 3 Así ha dicho Jehová de los ejércitos, Dios de Israel: Mejorad vuestros caminos y vuestras obras, y os haré morar en este lugar. 4 No fiéis en palabras de mentira, diciendo: Templo de Jehová, templo de Jehová, templo de Jehová es este. 5 Pero si mejorareis cumplidamente vuestros caminos y vuestras obras; si con verdad hiciereis justicia entre el hombre y su prójimo, 6 y no oprimiereis al extranjero, al huérfano y a la viuda, ni en este lugar derramareis la sangre inocente, ni anduviereis en pos de dioses ajenos para mal vuestro, 7 os haré morar en este lugar, en la tierra que di a vuestros padres para siempre. 8 He aquí, vosotros confiáis en palabras de mentira, que no aprovechan. 9 Hurtando, matando, adulterando, jurando en falso, e incensando a Baal, y andando tras dioses extraños que no conocisteis, 10 ¿vendréis y os pondréis delante de mí en esta casa sobre la cual es invocado mi nombre, y diréis: Librados somos; para seguir haciendo todas estas abominaciones? 11 ¿Es cueva de ladrones (A) delante de vuestros ojos esta casa sobre la cual es invocado mi nombre? He aquí que también yo lo veo, dice Jehová. 12 Andad ahora a mi lugar en Silo, donde hice morar mi nombre al principio, y ved lo que le hice por la maldad de mi pueblo Israel. 13 Ahora, pues, por cuanto vosotros habéis hecho todas estas obras, dice Jehová, y aunque os hablé desde temprano y sin cesar, no oísteis, y os llamé, y no respondisteis; 14 haré también a esta casa sobre la cual es invocado mi nombre, en la que vosotros confiáis, y a este lugar que di a vosotros y a vuestros padres, como hice a Silo. (B) 15 Os echaré de mi presencia, como eché a todos vuestros hermanos, a toda la generación de Efraín. 16 Tú, pues, no ores por este pueblo, ni levantes por ellos clamor ni oración, ni me ruegues; porque no te oiré. 17 ¿No ves lo que estos hacen en las ciudades de Judá y en las calles de Jerusalén? 18 Los hijos recogen la leña, los padres encienden el fuego, y las mujeres amasan la masa, para hacer tortas a la reina del cielo y para hacer ofrendas a dioses ajenos, para provocarme a ira. 19 ¿Me provocarán ellos a ira? dice Jehová. ¿No obran más bien ellos mismos su propia confusión? NTV 1 El Señor le dio otro mensaje a Jeremías diciendo: 2 «Vete a la entrada del templo del Señor y dale el siguiente mensaje al pueblo: “Oh Judá, ¡escucha este mensaje del Señor! ¡Escúchenlo, todos ustedes que aquí adoran al Señor! 3 Esto dice el Señor de los Ejércitos Celestiales, Dios de Israel: »”Incluso ahora, si abandonan sus malos caminos les permitiré quedarse en su propia tierra; 4 pero no se dejen engañar por los que les prometen seguridad simplemente porque aquí está el templo del Señor. Ellos repiten: ‘¡El templo del Señor está aquí! ¡El templo del Señor está aquí!’. 5 Pero seré misericordioso únicamente si abandonan sus malos pensamientos y sus malas acciones, y comienzan a tratarse el uno al otro con justicia; 6 si dejan de explotar a los extranjeros, a los huérfanos y a las viudas; si dejan de asesinar; y si dejan de dañarse ustedes mismos al rendir culto a los ídolos. 7 Entonces, les permitiré quedarse en esta tierra que les di a sus antepasados para siempre. 8 »”No se dejen engañar ni crean que nunca tendrán que sufrir porque el templo está aquí. ¡Es una mentira! 9 ¿De verdad piensan que pueden robar, matar, cometer adulterio, mentir y quemar incienso a Baal y a los otros nuevos dioses que tienen, 10 y luego venir y presentarse delante de mí en mi templo a repetir: ‘¡Estamos a salvo!’, solo para irse a cometer nuevamente todas las mismas maldades? 11 ¿No reconocen ustedes mismos que este templo, que lleva mi nombre, se ha convertido en una cueva de ladrones? Les aseguro que veo todo el mal que ocurre allí. ¡Yo, el Señor, he hablado! 12 »”Ahora vayan a Silo, al lugar donde puse antes el tabernáculo que llevaba mi nombre. Vean lo que hice allí debido a toda la perversidad de mi pueblo, los israelitas. 13 Cuando ustedes cometían estas perversidades, dice el Señor, yo les hablé de ello repetidas veces, pero ustedes no quisieron escuchar. Los llamé, pero se negaron a contestar. 14 Entonces, tal como destruí a Silo, ahora también destruiré a este templo que lleva mi nombre, este templo al que acuden en busca de ayuda, este lugar que les di a ustedes y a sus antepasados. 15 Y los enviaré al destierro fuera de mi vista, así como hice con sus parientes, el pueblo de Israel”. 16 »Jeremías, no ores más por este pueblo. No llores ni ores por ellos y no me supliques que los ayude, porque no te escucharé. 17 ¿Acaso no ves lo que están haciendo en las ciudades de Judá y en las calles de Jerusalén? 18 ¡Con razón estoy tan enojado! Mira cómo los hijos juntan leña y los padres preparan el fuego para el sacrificio. Observa cómo las mujeres preparan la masa para hacer pasteles y ofrecérselos a la reina del cielo. ¡Y derraman ofrendas líquidas a sus otros dioses-ídolos! 19 ¿Soy yo al que ellos perjudican? — pregunta el Señor — . Más que nada se perjudican a sí mismos, para su propia vergüenza».
Daniel 12:1
RVR1960 1 En aquel tiempo se levantará Miguel, el gran príncipe que está de parte de los hijos de tu pueblo; y será tiempo de angustia, cual nunca fue desde que hubo gente hasta entonces; pero en aquel tiempo será libertado tu pueblo, todos los que se hallen escritos en el libro. NTV 1 »En ese tiempo se levantará Miguel, el arcángel que hace guardia sobre tu nación. Entonces habrá un tiempo de angustia, como no lo hubo desde que existen las naciones. Sin embargo, en ese momento, cada uno de tu pueblo que tiene el nombre escrito en el libro será rescatado.
Joel 2:1-11
RVR1960 1 Tocad trompeta en Sion, y dad alarma en mi santo monte; tiemblen todos los moradores de la tierra, porque viene el día de Jehová, porque está cercano. 2 Día de tinieblas y de oscuridad, día de nube y de sombra; como sobre los montes se extiende el alba, así vendrá un pueblo grande y fuerte; semejante a él no lo hubo jamás, ni después de él lo habrá en años de muchas generaciones. 3 Delante de él consumirá fuego, tras de él abrasará llama; como el huerto de Edén será la tierra delante de él, y detrás de él como desierto asolado; ni tampoco habrá quien de él escape. 4 Su aspecto, como aspecto de caballos, y como gente de a caballo correrán. 5 Como estruendo de carros saltarán sobre las cumbres de los montes; como sonido de llama de fuego que consume hojarascas, como pueblo fuerte dispuesto para la batalla. (A) 6 Delante de él temerán los pueblos; se pondrán pálidos todos los semblantes. 7 Como valientes correrán, como hombres de guerra subirán el muro; cada cual marchará por su camino, y no torcerá su rumbo. 8 Ninguno estrechará a su compañero, cada uno irá por su carrera; y aun cayendo sobre la espada no se herirán. 9 Irán por la ciudad, correrán por el muro, subirán por las casas, entrarán por las ventanas a manera de ladrones. 10 Delante de él temblará la tierra, se estremecerán los cielos; el sol y la luna se oscurecerán, y las estrellas retraerán su resplandor. (B) 11 Y Jehová dará su orden delante de su ejército; porque muy grande es su campamento; fuerte es el que ejecuta su orden; porque grande es el día de Jehová, y muy terrible; ¿quién podrá soportarlo? (C) NTV 1 ¡Toquen las trompetas en Jerusalén! ¡Den la alarma en mi monte santo! Que todos tiemblen de miedo porque está cerca el día del Señor. 2 Es un día de oscuridad y penumbra, un día de nubes densas y sombras profundas. De repente, como el amanecer se extiende sobre las montañas, aparece un ejército grande y poderoso. Nunca antes se había visto algo semejante, ni volverá a verse jamás. 3 Fuego va delante del ejército y llamas detrás. Delante de ellos, la tierra se extiende tan hermosa como el jardín del Edén. Detrás solo queda desolación; nada escapa. 4 Parecen caballos; van a la carga como caballos de guerra. 5 Mírenlos saltar a lo largo de las cumbres. Escuchen el estruendo que producen, como el retumbar de carros de guerra, como el rugir del fuego que arrasa los campos de hierba seca o el despliegue de un poderoso ejército en batalla. 6 El miedo se apodera de la gente; cada rostro palidece de terror. 7 Los agresores marchan como guerreros y escalan los muros de la ciudad como soldados. Marchan hacia adelante, sin romper filas. 8 No se empujan unos a otros; cada uno se mueve en la posición exacta. Atraviesan las líneas de defensa sin perder la formación. 9 Irrumpen en la ciudad y corren a lo largo de sus muros. Se meten en todas las casas; como ladrones trepan por las ventanas. 10 La tierra tiembla mientras avanzan y los cielos se estremecen. El sol y la luna se oscurecen y las estrellas dejan de brillar. 11 El Señor va a la cabeza de la columna; con un grito los guía. Este es su ejército poderoso y ellos siguen sus órdenes. El día del Señor es algo imponente y pavoroso. ¿Quién lo podrá sobrevivir?
Sofonías 1
RVR1960 1 Palabra de Jehová que vino a Sofonías hijo de Cusi, hijo de Gedalías, hijo de Amarías, hijo de Ezequías, en días de Josías (A) hijo de Amón, rey de Judá. 2 Destruiré por completo todas las cosas de sobre la faz de la tierra, dice Jehová. 3 Destruiré los hombres y las bestias; destruiré las aves del cielo y los peces del mar, y cortaré a los impíos; y raeré a los hombres de sobre la faz de la tierra, dice Jehová. 4 Extenderé mi mano sobre Judá, y sobre todos los habitantes de Jerusalén, y exterminaré de este lugar los restos de Baal, y el nombre de los ministros idólatras con sus sacerdotes; 5 y a los que sobre los terrados se postran al ejército del cielo, y a los que se postran jurando por Jehová y jurando por Milcom; 6 y a los que se apartan de en pos de Jehová, y a los que no buscaron a Jehová, ni le consultaron. 7 Calla en la presencia de Jehová el Señor, porque el día de Jehová está cercano; porque Jehová ha preparado sacrificio, y ha dispuesto a sus convidados. 8 Y en el día del sacrificio de Jehová castigaré a los príncipes, y a los hijos del rey, y a todos los que visten vestido extranjero. 9 Asimismo castigaré en aquel día a todos los que saltan la puerta, los que llenan las casas de sus señores de robo y de engaño. 10 Y habrá en aquel día, dice Jehová, voz de clamor desde la puerta del Pescado, y aullido desde la segunda puerta, y gran quebrantamiento desde los collados. 11 Aullad, habitantes de Mactes, porque todo el pueblo mercader es destruido; destruidos son todos los que traían dinero. 12 Acontecerá en aquel tiempo que yo escudriñaré a Jerusalén con linterna, y castigaré a los hombres que reposan tranquilos como el vino asentado, los cuales dicen en su corazón: Jehová ni hará bien ni hará mal. 13 Por tanto, serán saqueados sus bienes, y sus casas asoladas; edificarán casas, mas no las habitarán, y plantarán viñas, mas no beberán el vino de ellas. 14 Cercano está el día grande de Jehová, cercano y muy próximo; es amarga la voz del día de Jehová; gritará allí el valiente. 15 Día de ira aquel día, día de angustia y de aprieto, día de alboroto y de asolamiento, día de tiniebla y de oscuridad, día de nublado y de entenebrecimiento, 16 día de trompeta y de algazara sobre las ciudades fortificadas, y sobre las altas torres. 17 Y atribularé a los hombres, y andarán como ciegos, porque pecaron contra Jehová; y la sangre de ellos será derramada como polvo, y su carne como estiércol. 18 Ni su plata ni su oro podrá librarlos en el día de la ira de Jehová, pues toda la tierra será consumida con el fuego de su celo; porque ciertamente destrucción apresurada hará de todos los habitantes de la tierra. Sofonías 1: 1 : 2 R. 22.
1 — 23.
30; 2 Cr. 34.
1 — 35.
27.
NTV 1 El Señor le dio este mensaje a Sofonías, cuando Josías, hijo de Amón, era rey de Judá. Sofonías fue hijo de Cusi, hijo de Gedalías, hijo de Amarías, hijo de Ezequías. 2 «Arrasaré con todo lo que hay sobre la faz de la tierra — dice el Señor — . 3 Arrasaré con personas y animales por igual; arrasaré con las aves de los cielos y con los peces del mar. Reduciré a los malvados a un montón de escombros y borraré a la humanidad de la faz de la tierra — dice el Señor — . 4 Aplastaré a Judá y a Jerusalén con mi puño y destruiré todo rastro del culto a Baal. Acabaré con todos los sacerdotes idólatras, para que se borre hasta el recuerdo de ellos. 5 Pues ellos suben a las azoteas y se postran ante el sol, la luna y las estrellas. Dicen seguir al Señor, pero al mismo tiempo rinden culto a Moloc. 6 Destruiré a los que antes me adoraban pero ahora dejaron de hacerlo. Ya no piden el consejo del Señor ni buscan mis bendiciones». 7 Guarden silencio en presencia del Señor Soberano, porque se acerca el imponente día del juicio del Señor. El Señor ha preparado a su pueblo para una gran matanza y ha seleccionado a sus verdugos. 8 «En ese día del juicio — dice el Señor — , castigaré a los líderes y a los príncipes de Judá y a todos los que siguen costumbres paganas. 9 Sí, castigaré a los que toman parte en cultos paganos y a los que llenan las casas de sus amos con violencia y engaño. 10 »En ese día — dice el Señor — vendrá un grito de alarma desde la puerta del Pescado y el eco resonará por todo el Barrio Nuevo de la ciudad. Un gran estrépito se oirá desde las colinas. 11 Giman de dolor los que viven en la zona del mercado, porque todos los comerciantes y negociantes serán destruidos. 12 »Buscaré con linternas en los rincones más oscuros de Jerusalén para castigar a quienes descansen cómodos con sus pecados. Piensan que el Señor no les hará nada, ni bueno ni malo. 13 Por eso serán despojados de sus posesiones, y sus casas serán saqueadas. Construirán nuevas casas, pero nunca vivirán en ellas. Plantarán viñedos, pero nunca beberán su vino. 14 »Ese terrible día del Señor está cerca. Viene de prisa, un día de llanto amargo, un día cuando aun los hombres fuertes clamarán. 15 Será un día cuando el Señor derramará su ira, un día de terrible aflicción y angustia, un día de ruina y desolación, un día de oscuridad y penumbra, un día de nubes y de negrura, 16 un día de sonido de trompeta y gritos de batalla. ¡Caen las ciudades amuralladas y las más sólidas fortificaciones! 17 »Por haber pecado contra el Señor, los haré andar a tientas como el ciego. Su sangre será vertida en el polvo y sus cuerpos quedarán pudriéndose sobre la tierra». 18 Ni su plata ni su oro los salvará en el día de la ira del Señor. Pues toda la tierra será devorada por el fuego de su celo. Él dará un final aterrador a toda la gente de la tierra.

12. ¿Qué harán algunos que están en la oscuridad decir cuando escuchan acerca de la venida del Señor?

2 Pedro 3:3-4
RVR1960 3 sabiendo primero esto, que en los postreros días vendrán burladores, andando según sus propias concupiscencias, 4 y diciendo: ¿Dónde está la promesa de su advenimiento? Porque desde el día en que los padres durmieron, todas las cosas permanecen así como desde el principio de la creación. NTV 3 Sobre todo, quiero recordarles que, en los últimos días, vendrán burladores que se reirán de la verdad y seguirán sus propios deseos. 4 Dirán: «¿Qué pasó con la promesa de que Jesús iba a volver? Desde tiempos antes de nuestros antepasados, el mundo sigue igual que al principio de la creación».

13. ¿Qué se enseñará popularmente en los últimos días?

Miqueas 4:1-3
RVR1960 (Is. 2.
1-4) 1 Acontecerá en los postreros tiempos que el monte de la casa de Jehová será establecido por cabecera de montes, y más alto que los collados, y correrán a él los pueblos. 2 Vendrán muchas naciones, y dirán: Venid, y subamos al monte de Jehová, y a la casa del Dios de Jacob; y nos enseñará en sus caminos, y andaremos por sus veredas; porque de Sion saldrá la ley, y de Jerusalén la palabra de Jehová. 3 Y él juzgará entre muchos pueblos, y corregirá a naciones poderosas hasta muy lejos; y martillarán sus espadas para azadones, y sus lanzas para hoces; (A) no alzará espada nación contra nación, ni se ensayarán más para la guerra.
NTV 1 En los últimos días, el monte de la casa del Señor será el más alto de todos, el lugar más importante de la tierra. Se levantará por encima de las demás colinas y gente del mundo entero acudirá allí para adorar. 2 Vendrá gente de muchas naciones y dirá: «Vengan, subamos al monte del Señor, a la casa del Dios de Jacob. Allí él nos enseñará sus caminos y andaremos en sus sendas». Pues la enseñanza del Señor saldrá de Sion, y su palabra, de Jerusalén. 3 El Señor mediará entre los pueblos y resolverá conflictos entre naciones poderosas y lejanas. Ellos forjarán sus espadas para convertirlas en rejas de arado y sus lanzas en podaderas. No peleará más nación contra nación, ni seguirán entrenándose para la guerra.
Isaías 2:2-5
RVR1960 2 Acontecerá en lo postrero de los tiempos, que será confirmado el monte de la casa de Jehová como cabeza de los montes, y será exaltado sobre los collados, y correrán a él todas las naciones. 3 Y vendrán muchos pueblos, y dirán: Venid, y subamos al monte de Jehová, a la casa del Dios de Jacob; y nos enseñará sus caminos, y caminaremos por sus sendas. Porque de Sion saldrá la ley, y de Jerusalén la palabra de Jehová. 4 Y juzgará entre las naciones, y reprenderá a muchos pueblos; y volverán sus espadas en rejas de arado, y sus lanzas en hoces; (A) no alzará espada nación contra nación, ni se adiestrarán más para la guerra. 5 Venid, oh casa de Jacob, y caminaremos a la luz de Jehová. NTV 2 En los últimos días, el monte de la casa del Señor será el más alto de todos, el lugar más importante de la tierra. Se levantará por encima de las demás colinas, y gente del mundo entero vendrá allí para adorar. 3 Vendrá gente de muchas naciones y dirán: «Vengan, subamos al monte del Señor, a la casa del Dios de Jacob. Allí él nos enseñará sus caminos, y andaremos en sus sendas». Pues de Sion saldrá la enseñanza del Señor; de Jerusalén saldrá su palabra. 4 El Señor mediará entre las naciones y resolverá los conflictos internacionales. Ellos forjarán sus espadas en rejas de arado y sus lanzas en herramientas para podar. No peleará más nación contra nación, ni seguirán entrenándose para la guerra. 5 Vengan, descendientes de Jacob, caminemos a la luz del Señor.

NOTA: Fíjense, esto no es lo que dice el Señor, sino lo que el Señor dice que muchas naciones dirán en los últimos días. Y este es el mismo mensaje que ahora se escucha en todos los países: un gran movimiento mundial por la paz; un llamado para que todas las naciones se desarmen, no vayan más a la guerra y profesen la religión.

14. ¿Qué mensaje indica la verdadera condición de las cosas?

Joel 3:9-10
RVR1960 9 Proclamad esto entre las naciones, proclamad guerra, despertad a los valientes, acérquense, vengan todos los hombres de guerra. 10 Forjad espadas de vuestros azadones, lanzas de vuestras hoces; (A) diga el débil: Fuerte soy. NTV 9 Digan a las naciones de todas partes: «¡Prepárense para la guerra! Llamen a sus mejores hombres de guerra. Que todos sus combatientes avancen para el ataque. 10 Forjen las rejas de arado y conviértanlas en espadas, y sus herramientas para podar, en lanzas. Entrenen aun a los más débiles para que sean guerreros.

NOTA. — Sobre esta cuestión de prepararse para la guerra, tenga en cuenta lo siguiente: Así, en sólo diez años, estas ocho grandes potencias gastaron más de siete mil quinientos millones de dólares en sus armadas. "Los inmensos ejércitos mantenidos por los países europeos se han convertido en una tremenda carga para sus respectivas naciones". Enciclopedia de Nelson, artículo "Ejército".

15. Mientras hacen estos preparativos para la guerra, ¿qué dicen los hombres?

Jeremías 6:14
RVR1960 14 Y curan la herida de mi pueblo con liviandad, diciendo: Paz, paz; y no hay paz. (A) NTV 14 Ofrecen curas superficiales para la herida mortal de mi pueblo. Dan garantías de paz cuando no hay paz.

NOTA: Todo el que esté familiarizado con las condiciones existentes en el mundo de hoy sabe que esto es cierto. Mientras se proclama el mensaje de paz, las naciones se arman como nunca antes; las guerras están en curso casi continuamente; Constantemente surgen complicaciones internacionales; y se teme que una guerra mundial sea inminente y que se avecina constantemente. El mundo de hoy es un vasto campo armado.

16. ¿Pero no dice la Biblia que los paganos serán entregados al Señor como herencia?

Salmos 2:8
RVR1960 8 Pídeme, y te daré por herencia las naciones, Y como posesión tuya los confines de la tierra. NTV 8 Tan solo pídelo, y te daré como herencia las naciones, toda la tierra como posesión tuya.

17. ¿Qué hará el Señor con ellos?

Salmos 2:9
RVR1960 9 Los quebrantarás con vara de hierro; (A) Como vasija de alfarero los desmenuzarás. NTV 9 Las quebrarás con vara de hierro y las harás pedazos como si fueran ollas de barro”».
Apocalipsis 19:15
RVR1960 15 De su boca sale una espada aguda, para herir con ella a las naciones, y él las regirá con vara de hierro; (A) y él pisa el lagar del vino del furor y de la ira del Dios Todopoderoso. (B) NTV 15 De su boca salía una espada afilada para derribar a las naciones. Él las gobernará con vara de hierro y desatará el furor de la ira de Dios, el Todopoderoso, como el jugo que corre del lagar.

NOTA. — Cuán repentinamente se sorprenderán los que han estado predicando la paz y la seguridad cuando llegue el fin se indica en el texto ya citado: “Porque sabéis perfectamente que el día del Señor vendrá como ladrón en la noche. Porque cuando digan: Paz y seguridad; entonces vendrá sobre ellos destrucción repentina ”. 1 Tesalonicenses 5:2-3
RVR1960 2 Porque vosotros sabéis perfectamente que el día del Señor vendrá así como ladrón en la noche; (A) 3 que cuando digan: Paz y seguridad, entonces vendrá sobre ellos destrucción repentina, como los dolores a la mujer encinta, y no escaparán. NTV 2 Pues ustedes saben muy bien que el día del regreso del Señor llegará inesperadamente, como un ladrón en la noche. 3 Cuando la gente esté diciendo: «Todo está tranquilo y seguro», entonces le caerá encima la catástrofe tan repentinamente como le vienen los dolores de parto a una mujer embarazada; y no habrá escapatoria posible.
Sin hacer caso de las señales de los tiempos e indiferente al futuro, el mundo llegará al día del Señor sin estar preparado. Como ladrón en la noche, que llega con paso sigiloso y amortiguado, este día tomará desprevenidos a todos los que no estén mirando, mirando y esperando el regreso de su Señor. En lugar de esperar la conversión del mundo, deberíamos estar esperando la venida de Cristo. EL Rey que viene está a la puerta, Que una vez llevó la cruz por los pecadores, Pero ahora los justos solos Viene a recoger a casa. Las señales que muestran su acercamiento Se están cumpliendo rápidamente año tras año, Y pronto saludaremos el glorioso amanecer De la mañana eterna del cielo. No mires en la tierra que cese la contienda, No mires abajo por gozo y paz, Hasta que el salvador venga de nuevo Para desterrar la muerte y el pecado. Entonces en la tierra gloriosa renovada Viviremos las incontables eras a través de; Este mortal será inmortal, Y el tiempo, la eternidad.

F. E. BELDEN.

This Presentation was produced using ESTUDIA LA BIBLIA ¡HOY!
estudialabibliahoy.com