Los Dos Pactos — Estudia la Biblia Hoy





8/10     
  17 - 27 minutes
LOS DOS PACTOS
LOS DOS PACTOS
LOS DOS PACTOS



Abraham despide a Agar. Gálatas 4:30
RVR1960 30 Mas ¿qué dice la Escritura? Echa fuera a la esclava y a su hijo, porque no heredará el hijo de la esclava con el hijo de la libre. (A) NTV 30 ¿Pero qué dicen las Escrituras al respecto? «Echa fuera a la esclava y a su hijo, porque el hijo de la mujer esclava no compartirá la herencia del hijo de la mujer libre».

1. ¿Qué dos pactos se contrastan en la Biblia?

Hebreos 8:13
RVR1960 13 Al decir: Nuevo pacto, ha dado por viejo al primero; y lo que se da por viejo y se envejece, está próximo a desaparecer. NTV 13 Cuando Dios habla de un «nuevo» pacto, quiere decir que ha hecho obsoleto al primero, el cual ha caducado y pronto desaparecerá.

2. ¿Con qué otros términos se designan estos convenios?

Hebreos 8:7
RVR1960 7 Porque si aquel primero hubiera sido sin defecto, ciertamente no se hubiera procurado lugar para el segundo. NTV 7 Si el primer pacto no hubiera tenido defectos, no habría sido necesario reemplazarlo con un segundo pacto.

3. ¿En relación con qué evento histórico se hizo el antiguo pacto?

Hebreos 8:9
RVR1960 9 No como el pacto que hice con sus padresEl día que los tomé de la mano para sacarlos de la tierra de Egipto; Porque ellos no permanecieron en mi pacto, Y yo me desentendí de ellos, dice el Señor. NTV 9 Este pacto no será como el que hice con sus antepasados cuando los tomé de la mano y los saqué de la tierra de Egipto. Ellos no permanecieron fieles a mi pacto, por eso les di la espalda, dice el Señor.
Éxodo 19:3-8
RVR1960 3 Y Moisés subió a Dios; y Jehová lo llamó desde el monte, diciendo: Así dirás a la casa de Jacob, y anunciarás a los hijos de Israel: 4 Vosotros visteis lo que hice a los egipcios, y cómo os tomé sobre alas de águilas, y os he traído a mí. 5 Ahora, pues, si diereis oído a mi voz, y guardareis mi pacto, vosotros seréis mi especial tesoro (A) sobre todos los pueblos; porque mía es toda la tierra. 6 Y vosotros me seréis un reino de sacerdotes, (B) y gente santa. (C) Estas son las palabras que dirás a los hijos de Israel. 7 Entonces vino Moisés, y llamó a los ancianos del pueblo, y expuso en presencia de ellos todas estas palabras que Jehová le había mandado. 8 Y todo el pueblo respondió a una, y dijeron: Todo lo que Jehová ha dicho, haremos. Y Moisés refirió a Jehová las palabras del pueblo. NTV 3 Entonces Moisés subió al monte para presentarse delante de Dios. El Señor lo llamó desde el monte y le dijo: «Comunica estas instrucciones a la familia de Jacob; anúncialas a los descendientes de Israel: 4 “Ustedes vieron lo que hice con los egipcios. Saben cómo los llevé a ustedes sobre alas de águila y los traje hacia mí. 5 Ahora bien, si me obedecen y cumplen mi pacto, ustedes serán mi tesoro especial entre todas las naciones de la tierra; porque toda la tierra me pertenece. 6 Ustedes serán mi reino de sacerdotes, mi nación santa”. Este es el mensaje que debes transmitir a los hijos de Israel». 7 Entonces Moisés regresó del monte y llamó a los ancianos del pueblo y les comunicó todo lo que el Señor le había ordenado. 8 Y todo el pueblo respondió a una voz: «Haremos todo lo que el Señor ha ordenado». Entonces Moisés llevó al Señor la respuesta del pueblo.

4. Cuando Dios estaba a punto de proclamar su ley a Israel, ¿qué le dijo a Moisés para recordarles?

Éxodo 19:3-4
RVR1960 3 Y Moisés subió a Dios; y Jehová lo llamó desde el monte, diciendo: Así dirás a la casa de Jacob, y anunciarás a los hijos de Israel: 4 Vosotros visteis lo que hice a los egipcios, y cómo os tomé sobre alas de águilas, y os he traído a mí. NTV 3 Entonces Moisés subió al monte para presentarse delante de Dios. El Señor lo llamó desde el monte y le dijo: «Comunica estas instrucciones a la familia de Jacob; anúncialas a los descendientes de Israel: 4 “Ustedes vieron lo que hice con los egipcios. Saben cómo los llevé a ustedes sobre alas de águila y los traje hacia mí.

5. ¿Qué propuesta les presentó?

Éxodo 19:5-6
RVR1960 5 Ahora, pues, si diereis oído a mi voz, y guardareis mi pacto, vosotros seréis mi especial tesoro (A) sobre todos los pueblos; porque mía es toda la tierra. 6 Y vosotros me seréis un reino de sacerdotes, (B) y gente santa. (C) Estas son las palabras que dirás a los hijos de Israel. NTV 5 Ahora bien, si me obedecen y cumplen mi pacto, ustedes serán mi tesoro especial entre todas las naciones de la tierra; porque toda la tierra me pertenece. 6 Ustedes serán mi reino de sacerdotes, mi nación santa”. Este es el mensaje que debes transmitir a los hijos de Israel».

6. ¿Qué respuesta dio la gente a esta propuesta?

Éxodo 19:8
RVR1960 8 Y todo el pueblo respondió a una, y dijeron: Todo lo que Jehová ha dicho, haremos. Y Moisés refirió a Jehová las palabras del pueblo. NTV 8 Y todo el pueblo respondió a una voz: «Haremos todo lo que el Señor ha ordenado». Entonces Moisés llevó al Señor la respuesta del pueblo.

7. En este pacto con Israel, ¿qué obligación se impuso al pueblo?

Éxodo 19:5
RVR1960 5 Ahora, pues, si diereis oído a mi voz, y guardareis mi pacto, vosotros seréis mi especial tesoro (A) sobre todos los pueblos; porque mía es toda la tierra. NTV 5 Ahora bien, si me obedecen y cumplen mi pacto, ustedes serán mi tesoro especial entre todas las naciones de la tierra; porque toda la tierra me pertenece.
primera parte.

8. ¿Cuál era el pacto del Señor que debían guardar como parte de este pacto? “

Deuteronomio 4:13
RVR1960 13 Y él os anunció su pacto, el cual os mandó poner por obra; los diez mandamientos, y los escribió en dos tablas de piedra. (A) NTV 13 Él proclamó su pacto, los diez mandamientos, los cuales escribió en dos tablas de piedra y les ordenó que los cumplieran.

NOTA: Los diez mandamientos eran el “pacto” al que se refería el Señor, cuando, al proponer hacer un pacto con Israel, dijo: “Si en verdad obedecéis mi voz y guardáis mi pacto”, etc. Éxodo 19:5
RVR1960 5 Ahora, pues, si diereis oído a mi voz, y guardareis mi pacto, vosotros seréis mi especial tesoro (A) sobre todos los pueblos; porque mía es toda la tierra. NTV 5 Ahora bien, si me obedecen y cumplen mi pacto, ustedes serán mi tesoro especial entre todas las naciones de la tierra; porque toda la tierra me pertenece.
Los diez mandamientos se denominaron el pacto de Dios antes de que se hiciera el pacto con Israel; por lo tanto, no pueden ser el antiguo pacto en sí. No fueron un acuerdo hecho, sino algo que Dios les ordenó que cumplieran, y prometió bendiciones con la condición de que se mantuvieran. Por lo tanto, los diez mandamientos, el pacto de Dios, se convirtieron en la base del pacto que aquí se hizo con Israel. El antiguo pacto se hizo con respecto a los diez mandamientos; o, como se dice en Éxodo 24:8
RVR1960 8 Entonces Moisés tomó la sangre y roció sobre el pueblo, y dijo: He aquí la sangre del pacto (A) que Jehová ha hecho con vosotros sobre todas estas cosas. (B) NTV 8 Entonces Moisés tomó la sangre de los tazones y la salpicó sobre el pueblo, mientras declaraba: «Esta sangre confirma el pacto que el Señor ha hecho con ustedes al darles estas instrucciones».
"en relación con todas estas palabras". Un pacto significa un compromiso o promesa solemne basada en condiciones.

9. Después de que se proclamó la ley desde el Sinaí, ¿qué volvió a decir la gente?

Éxodo 24:3
RVR1960 3 Y Moisés vino y contó al pueblo todas las palabras de Jehová, y todas las leyes; y todo el pueblo respondió a una voz, y dijo: Haremos todas las palabras que Jehová ha dicho. NTV 3 Después Moisés descendió y le repitió al pueblo todas las instrucciones y ordenanzas que el Señor le había dado, y todo el pueblo respondió a una voz: «Haremos todo lo que el Señor ha ordenado».

10. Para que no hubiera malentendidos, ¿qué hizo Moisés?

Éxodo 24:4-7
RVR1960 4 Y Moisés escribió todas las palabras de Jehová, y levantándose de mañana edificó un altar al pie del monte, y doce columnas, según las doce tribus de Israel. 5 Y envió jóvenes de los hijos de Israel, los cuales ofrecieron holocaustos y becerros como sacrificios de paz a Jehová. 6 Y Moisés tomó la mitad de la sangre, y la puso en tazones, y esparció la otra mitad de la sangre sobre el altar. 7 Y tomó el libro del pacto y lo leyó a oídos del pueblo, el cual dijo: Haremos todas las cosas que Jehová ha dicho, y obedeceremos. NTV 4 Entonces Moisés escribió cuidadosamente todas las instrucciones del Señor, y temprano a la mañana siguiente se levantó y construyó un altar al pie del monte. También levantó doce columnas, una por cada tribu de Israel. 5 Luego envió a unos jóvenes israelitas a presentar ofrendas quemadas y a sacrificar toros como ofrendas de paz al Señor. 6 Moisés dejó escurrir la mitad de la sangre de estos animales en unos tazones; la otra mitad la salpicó sobre el altar. 7 Luego tomó el libro del pacto y lo leyó al pueblo en voz alta. Una vez más todos respondieron: «Haremos todo lo que el Señor ha ordenado. Vamos a obedecer».

11. ¿Qué prometió la gente hacer una vez más?

Éxodo 24:7
RVR1960 7 Y tomó el libro del pacto y lo leyó a oídos del pueblo, el cual dijo: Haremos todas las cosas que Jehová ha dicho, y obedeceremos. NTV 7 Luego tomó el libro del pacto y lo leyó al pueblo en voz alta. Una vez más todos respondieron: «Haremos todo lo que el Señor ha ordenado. Vamos a obedecer».

12. ¿Cómo se confirmó y dedicó entonces este pacto?

Éxodo 24:5-8
RVR1960 5 Y envió jóvenes de los hijos de Israel, los cuales ofrecieron holocaustos y becerros como sacrificios de paz a Jehová. 6 Y Moisés tomó la mitad de la sangre, y la puso en tazones, y esparció la otra mitad de la sangre sobre el altar. 7 Y tomó el libro del pacto y lo leyó a oídos del pueblo, el cual dijo: Haremos todas las cosas que Jehová ha dicho, y obedeceremos. 8 Entonces Moisés tomó la sangre y roció sobre el pueblo, y dijo: He aquí la sangre del pacto (A) que Jehová ha hecho con vosotros sobre todas estas cosas. (B) NTV 5 Luego envió a unos jóvenes israelitas a presentar ofrendas quemadas y a sacrificar toros como ofrendas de paz al Señor. 6 Moisés dejó escurrir la mitad de la sangre de estos animales en unos tazones; la otra mitad la salpicó sobre el altar. 7 Luego tomó el libro del pacto y lo leyó al pueblo en voz alta. Una vez más todos respondieron: «Haremos todo lo que el Señor ha ordenado. Vamos a obedecer». 8 Entonces Moisés tomó la sangre de los tazones y la salpicó sobre el pueblo, mientras declaraba: «Esta sangre confirma el pacto que el Señor ha hecho con ustedes al darles estas instrucciones».

13. ¿Cómo describe Pablo esta dedicación del pacto?

Hebreos 9:19-20
RVR1960 19 Porque habiendo anunciado Moisés todos los mandamientos de la ley a todo el pueblo, tomó la sangre de los becerros y de los machos cabríos, con agua, lana escarlata e hisopo, y roció el mismo libro y también a todo el pueblo, 20 diciendo: Esta es la sangre del pacto que Dios os ha mandado. (A) NTV 19 Pues después de que Moisés había leído cada uno de los mandamientos de Dios a todo el pueblo, tomó la sangre de los becerros y las cabras junto con agua, y roció tanto el libro de la ley de Dios como a todo el pueblo con ramas de hisopo y lana de color escarlata. 20 Entonces dijo: «Esta sangre confirma el pacto que Dios ha hecho con ustedes».

NOTA: Aquí tenemos el relato completo de cómo se hizo el primer o antiguo pacto. Dios prometió convertirlos en Su pueblo peculiar con la condición de que guardaran Sus mandamientos. Tres veces prometieron obedecer. El acuerdo fue luego ratificado o sellado con sangre.

14. Menos de cuarenta días después de la celebración de este pacto, mientras Moisés permanecía en el monte, ¿qué le dijo el pueblo a Aarón?

Éxodo 32:1
RVR1960 1 Viendo el pueblo que Moisés tardaba en descender del monte, se acercaron entonces a Aarón, y le dijeron: Levántate, haznos dioses que vayan delante de nosotros; porque a este Moisés, el varón que nos sacó de la tierra de Egipto, no sabemos qué le haya acontecido. (A) NTV 1 Cuando los israelitas vieron que Moisés tardaba tanto en bajar del monte, se juntaron alrededor de Aarón y le dijeron: — Vamos, haznos dioses que puedan guiarnos. No sabemos qué le sucedió a ese tipo, Moisés, el que nos trajo aquí desde la tierra de Egipto.

15. Cuando Moisés bajó del Sinaí, ¿qué vio?

Éxodo 32:19
RVR1960 19 Y aconteció que cuando él llegó al campamento, y vio el becerro y las danzas, ardió la ira de Moisés, y arrojó las tablas de sus manos, y las quebró al pie del monte. NTV 19 Cuando se acercaron al campamento, Moisés vio el becerro y las danzas, y ardió de enojo. Entonces tiró las tablas de piedra al suelo, las cuales se hicieron pedazos al pie del monte.

NOTA: Aquí se revela el gran objeto y secreto del antiguo pacto. La gente no se dio cuenta de la debilidad y pecaminosidad de su propio corazón, o de su necesidad de la gracia divina y la ayuda para guardar la ley; y así, en su ignorancia, rápidamente se comprometieron a obedecerlo. Pero casi de inmediato comenzaron a cometer idolatría y, por lo tanto, a quebrantar la ley de Dios, o las mismas condiciones establecidas como parte del pacto. En sí mismas, las condiciones eran buenas; pero con sus propias fuerzas el pueblo no pudo cumplirlos. Por lo tanto, el gran objetivo del antiguo pacto era enseñar al pueblo su debilidad y su incapacidad para guardar la ley sin la ayuda de Dios. Como la ley misma, sobre la cual se hizo el antiguo pacto, este pacto fue diseñado para encerrarlos a las provisiones del pacto nuevo o eterno, y conducirlos a Cristo. Gálatas 3:23-24
RVR1960 23 Pero antes que viniese la fe, estábamos confinados bajo la ley, encerrados para aquella fe que iba a ser revelada. 24 De manera que la ley ha sido nuestro ayo, para llevarnos a Cristo, a fin de que fuésemos justificados por la fe. NTV 23 Antes de que se nos abriera el camino de la fe en Cristo, estábamos vigilados por la ley. Nos mantuvo en custodia protectora, por así decirlo, hasta que fuera revelado el camino de la fe. 24 Dicho de otra manera, la ley fue nuestra tutora hasta que vino Cristo; nos protegió hasta que se nos declarara justos ante Dios por medio de la fe.
Y la lección que Israel como nación tuvo que aprender en esto, cada individuo debe aprender ahora antes de que pueda ser salvo. No hay salvación en uno mismo. Sin ayuda, nadie puede cumplir la ley. Solo en Cristo hay remisión de pecados o poder para evitar pecar. El quebrantamiento de las tablas de la ley significaba que se habían roto los términos del pacto; la renovación de las tablas Éxodo 34:1
RVR1960 (Dt. 10.
1-5) 1 Y Jehová dijo a Moisés: Alísate dos tablas de piedra como las primeras, y escribiré sobre esas tablas las palabras que estaban en las tablas primeras que quebraste.
NTV 1 Luego el Señor le dijo a Moisés: «Talla dos tablas de piedra como las primeras. Escribiré en ellas las mismas palabras que estaban en las que hiciste pedazos.
Éxodo 34:28
RVR1960 28 Y él estuvo allí con Jehová cuarenta días y cuarenta noches; no comió pan, ni bebió agua; y escribió en tablas las palabras del pacto, los diez mandamientos. NTV 28 Moisés se quedó en el monte con el Señor durante cuarenta días y cuarenta noches. En todo ese tiempo, no comió pan ni bebió agua. Y el Señor escribió en las tablas de piedra las condiciones del pacto: los diez mandamientos.
la paciencia y la longanimidad de Dios con su pueblo.

16. ¿En qué se diferencia el nuevo pacto y supera al antiguo?

Hebreos 8:6
RVR1960 6 Pero ahora tanto mejor ministerio es el suyo, cuanto es mediador de un mejor pacto, establecido sobre mejores promesas. NTV 6 Pero ahora a Jesús, nuestro Sumo Sacerdote, se le ha dado un ministerio que es muy superior al sacerdocio antiguo porque él es mediador a nuestro favor de un mejor pacto con Dios basado en promesas mejores.

17. ¿Cuáles son las “mejores promesas” sobre las que se estableció el nuevo pacto?

Jeremías 31:33-34
RVR1960 33 Pero este es el pacto que haré con la casa de Israel después de aquellos días, dice Jehová: Daré mi ley en su mente, y la escribiré en su corazón; (A) y yo seré a ellos por Dios, y ellos me serán por pueblo. 34 Y no enseñará más ninguno a su prójimo, ni ninguno a su hermano, diciendo: Conoce a Jehová; porque todos me conocerán, desde el más pequeño de ellos hasta el más grande, dice Jehová; porque perdonaré la maldad de ellos, y no me acordaré más de su pecado. (B) (C) NTV 33 «Pero este es el nuevo pacto que haré con el pueblo de Israel después de esos días — dice el Señor — . Pondré mis instrucciones en lo más profundo de ellos y las escribiré en su corazón. Yo seré su Dios, y ellos serán mi pueblo. 34 Y no habrá necesidad de enseñar a sus vecinos ni habrá necesidad de enseñar a sus parientes diciendo: “Deberías conocer al Señor”. Pues todos ya me conocerán, desde el más pequeño hasta el más grande — dice el Señor — . Perdonaré sus maldades y nunca más me acordaré de sus pecados».
Hebreos 8:8-12
RVR1960 8 Porque reprendiéndolos dice: He aquí vienen días, dice el Señor, En que estableceré con la casa de Israel y la casa de Judá un nuevo pacto; 9 No como el pacto que hice con sus padresEl día que los tomé de la mano para sacarlos de la tierra de Egipto; Porque ellos no permanecieron en mi pacto, Y yo me desentendí de ellos, dice el Señor. 10 Por lo cual, este es el pacto que haré con la casa de IsraelDespués de aquellos días, dice el Señor: Pondré mis leyes en la mente de ellos, Y sobre su corazón las escribiré; Y seré a ellos por Dios, Y ellos me serán a mí por pueblo; 11 Y ninguno enseñará a su prójimo, Ni ninguno a su hermano, diciendo: Conoce al Señor; Porque todos me conocerán, Desde el menor hasta el mayor de ellos. 12 Porque seré propicio a sus injusticias, Y nunca más me acordaré de sus pecados y de sus iniquidades. (A) NTV 8 Pero cuando Dios encontró defectos en el pueblo, dijo: «Se acerca el día, dice el Señor, en que haré un nuevo pacto con el pueblo de Israel y de Judá. 9 Este pacto no será como el que hice con sus antepasados cuando los tomé de la mano y los saqué de la tierra de Egipto. Ellos no permanecieron fieles a mi pacto, por eso les di la espalda, dice el Señor. 10 Pero este es el nuevo pacto que haré con el pueblo de Israel en ese día, dice el Señor: Pondré mis leyes en su mente y las escribiré en su corazón. Yo seré su Dios, y ellos serán mi pueblo. 11 Y no habrá necesidad de enseñar a sus vecinos ni habrá necesidad de enseñar a sus parientes, diciendo: “Deberías conocer al Señor”. Pues todos ya me conocerán, desde el más pequeño hasta el más grande. 12 Perdonaré sus maldades y nunca más me acordaré de sus pecados».

NOTA: Estas son simplemente las bendiciones del evangelio por medio de Cristo. Se les promete con la condición de arrepentimiento, confesión, fe y aceptación de Cristo, el Mediador del nuevo pacto, que significa salvación y obediencia. En el antiguo pacto no había ninguna disposición para el perdón y el poder de obedecer. Es cierto que hubo perdón durante el tiempo del antiguo pacto, pero no en virtud de él. El perdón entonces, como ahora, fue a través de las disposiciones del nuevo pacto, cuyos términos son más antiguos que el antiguo pacto.

18. ¿En qué declaración se le prometió a Cristo como Salvador y Libertador de la raza tan pronto como entró el pecado?

Génesis 3:14-15
RVR1960 14 Y Jehová Dios dijo a la serpiente: Por cuanto esto hiciste, maldita serás entre todas las bestias y entre todos los animales del campo; sobre tu pecho andarás, y polvo comerás todos los días de tu vida. 15 Y pondré enemistad entre ti y la mujer, y entre tu simiente y la simiente suya; ésta te herirá en la cabeza, y tú le herirás en el calcañar. NTV 14 Entonces el Señor Dios le dijo a la serpiente: «Por lo que has hecho, eres maldita más que todos los animales, tanto domésticos como salvajes. Andarás sobre tu vientre, arrastrándote por el polvo durante toda tu vida. 15 Y pondré hostilidad entre tú y la mujer, y entre tu descendencia y la descendencia de ella. Su descendiente te golpeará la cabeza, y tú le golpearás el talón».

NOTA. — El pacto de gracia, con sus provisiones de perdón y paz, data de la fundación del mundo.

19. ¿A quiénes se renovó más tarde este pacto-promesa?

Génesis 17:15-19
RVR1960 15 Dijo también Dios a Abraham: A Sarai tu mujer no la llamarás Sarai, mas Sara será su nombre. 16 Y la bendeciré, y también te daré de ella hijo; sí, la bendeciré, y vendrá a ser madre de naciones; reyes de pueblos vendrán de ella. 17 Entonces Abraham se postró sobre su rostro, y se rio, y dijo en su corazón: ¿A hombre de cien años ha de nacer hijo? ¿Y Sara, ya de noventa años, ha de concebir? 18 Y dijo Abraham a Dios: Ojalá Ismael viva delante de ti. 19 Respondió Dios: Ciertamente Sara tu mujer te dará a luz un hijo, y llamarás su nombre Isaac; y confirmaré mi pacto con él como pacto perpetuo para sus descendientes después de él. NTV 15 Entonces Dios le dijo a Abraham: «Con respecto a Sarai, tu esposa, su nombre no será más Sarai. A partir de ahora, se llamará Sara. 16 Y yo la bendeciré, ¡y te daré un hijo varón por medio de ella! Sí, la bendeciré en abundancia, y llegará a ser la madre de muchas naciones. Entre sus descendientes, habrá reyes de naciones». 17 Entonces Abraham se postró hasta el suelo, pero se rio por dentro, incrédulo. «¿Cómo podría yo ser padre a la edad de cien años? — pensó — . ¿Y cómo podrá Sara tener un bebé a los noventa años? ». 18 Así que Abraham le dijo a Dios: — ¡Que Ismael viva bajo tu bendición especial! 19 Pero Dios le respondió: — No. Sara, tu esposa, te dará a luz un hijo. Le pondrás por nombre Isaac, y yo confirmaré mi pacto con él y con sus descendientes como pacto eterno.
Génesis 26:4
RVR1960 4 Multiplicaré tu descendencia como las estrellas del cielo, y daré a tu descendencia todas estas tierras; y todas las naciones de la tierra serán benditas en tu simiente, NTV 4 Haré que tus descendientes sean tan numerosos como las estrellas de los cielos, y les daré todas estas tierras. Y mediante tu descendencia, todas las naciones de la tierra serán bendecidas.

20. ¿A quién se refiere la semilla aquí?

Gálatas 3:16
RVR1960 16 Ahora bien, a Abraham fueron hechas las promesas, y a su simiente. No dice: Y a las simientes, como si hablase de muchos, sino como de uno: Y a tu simiente, la cual es Cristo. NTV 16 Dios ha dado las promesas a Abraham y a su hijo. Y noten que la Escritura no dice «a sus hijos», como si significara muchos descendientes. Más bien, dice «a su hijo», y eso sin duda se refiere a Cristo.

21. ¿Qué muestra que el nuevo o segundo pacto y el pacto abrahámico son prácticamente lo mismo?

Gálatas 3:29
RVR1960 29 Y si vosotros sois de Cristo, ciertamente linaje de Abraham sois, y herederos según la promesa. (A) NTV 29 Y ahora que pertenecen a Cristo, son verdaderos hijos de Abraham. Son sus herederos, y la promesa de Dios a Abraham les pertenece a ustedes.

‘NOTA: Nadie debe dejarse confundir por los términos primer pacto y segundo pacto. Si bien el pacto hecho en el Sinaí se llama el primer pacto, de ninguna manera es el primer pacto que Dios hizo con el hombre. Mucho antes de esto, hizo un pacto con Abraham; También hizo un pacto con Noé y con Adán. Tampoco debe suponerse que el primer o el antiguo pacto existió durante un tiempo como el único pacto con la humanidad, y que este debe cumplir su propósito y desaparecer antes de que alguien pueda participar de las bendiciones prometidas del segundo o del nuevo pacto. Si este hubiera sido el caso, entonces durante ese tiempo no habría habido perdón para nadie. Lo que se llama el nuevo o segundo pacto existía virtualmente antes del pacto hecho en el Sinaí; porque el pacto con Abraham fue confirmado en Cristo Gálatas 3:17
RVR1960 17 Esto, pues, digo: El pacto previamente ratificado por Dios para con Cristo, la ley que vino cuatrocientos treinta años después, (A) no lo abroga, para invalidar la promesa. NTV 17 Lo que trato de decir es lo siguiente: el acuerdo que Dios hizo con Abraham no podía anularse cuatrocientos treinta años más tarde — cuando Dios le dio la ley a Moisés — , porque Dios estaría rompiendo su promesa.
y es solo a través de Cristo que hay algún valor para el nuevo o segundo pacto. No hay bendición que se pueda obtener en virtud del nuevo pacto que no le fue prometido a Abraham. Y nosotros, con quienes se hizo el nuevo pacto, podemos compartir la herencia que promete solo si somos hijos de Abraham y compartimos su bendición. Gálatas 3:7
RVR1960 7 Sabed, por tanto, que los que son de fe, estos son hijos de Abraham. (A) NTV 7 Así que los verdaderos hijos de Abraham son los que ponen su fe en Dios.
Gálatas 3:9
RVR1960 9 De modo que los de la fe son bendecidos con el creyente Abraham. NTV 9 Así que todos los que ponen su fe en Cristo participan de la misma bendición que recibió Abraham por causa de su fe.
Y como nadie puede tener nada excepto como hijo de Abraham, se deduce que no hay nada en lo que se llama el nuevo o segundo pacto que no estuviera en el pacto hecho con Abraham. El segundo pacto existió en todos los aspectos esenciales, excepto en su ratificación, mucho antes del primero, incluso desde los días de Adán. Se le llama segundo porque su ratificación ocurrió después del pacto hecho y ratificado en el Sinaí.

22. ¿Qué es necesario donde hay un pacto?

Hebreos 9:16-17
RVR1960 16 Porque donde hay testamento, es necesario que intervenga muerte del testador. 17 Porque el testamento con la muerte se confirma; pues no es válido entre tanto que el testador vive. NTV 16 Ahora bien, cuando alguien deja un testamento, es necesario comprobar que la persona que lo hizo ha muerto. 17 El testamento solo entra en vigencia después de la muerte de la persona. Mientras viva el que lo hizo, el testamento no puede entrar en vigencia.

23. ¿Con la sangre de quién se dedicó el nuevo pacto?

Lucas 22:20
RVR1960 20 De igual manera, después que hubo cenado, tomó la copa, diciendo: Esta copa es el nuevo pacto (A) en mi sangre, (B) que por vosotros se derrama. NTV 20 Después de la cena, tomó en sus manos otra copa de vino y dijo: «Esta copa es el nuevo pacto entre Dios y su pueblo, un acuerdo confirmado con mi sangre, la cual es derramada como sacrificio por ustedes.

24. ¿Qué poder hay en la sangre de este pacto?

Hebreos 13:20-21
RVR1960 20 Y el Dios de paz que resucitó de los muertos a nuestro Señor Jesucristo, el gran pastor de las ovejas, por la sangre del pacto eterno, 21 os haga aptos en toda obra buena para que hagáis su voluntad, haciendo él en vosotros lo que es agradable delante de él por Jesucristo; al cual sea la gloria por los siglos de los siglos. Amén. NTV 20 Y ahora, que el Dios de paz — quien levantó de entre los muertos a nuestro Señor Jesús, el gran Pastor de las ovejas, y que ratificó un pacto eterno con su sangre — 21 los capacite con todo lo que necesiten para hacer su voluntad. Que él produzca en ustedes, mediante el poder de Jesucristo, todo lo bueno que a él le agrada. ¡A él sea toda la gloria por siempre y para siempre! Amén.

25. ¿A través de qué pacto solo hay remisión de los pecados?

Hebreos 9:14-15
RVR1960 14 ¿cuánto más la sangre de Cristo, el cual mediante el Espíritu eterno se ofreció a sí mismo sin mancha a Dios, limpiará vuestras conciencias de obras muertas para que sirváis al Dios vivo? 15 Así que, por eso es mediador de un nuevo pacto, para que interviniendo muerte para la remisión de las transgresiones que había bajo el primer pacto, los llamados reciban la promesa de la herencia eterna. NTV 14 Imagínense cuánto más la sangre de Cristo nos purificará la conciencia de acciones pecaminosas para que adoremos al Dios viviente. Pues por el poder del Espíritu eterno, Cristo se ofreció a sí mismo a Dios como sacrificio perfecto por nuestros pecados. 15 Por eso él es el mediador de un nuevo pacto entre Dios y la gente, para que todos los que son llamados puedan recibir la herencia eterna que Dios les ha prometido. Pues Cristo murió para librarlos del castigo por los pecados que habían cometido bajo ese primer pacto.

NOTA: El hecho de que Cristo, como mediador del segundo pacto, murió por la remisión de las transgresiones que estaban bajo el primer pacto, muestra que no hubo perdón en virtud del primer pacto.

26. Bajo el antiguo pacto, ¿qué prometió el pueblo?

Para guardar la ley de Dios con sus propias fuerzas.

NOTA: Bajo este pacto, el pueblo prometió guardar todos los mandamientos de Dios para ser su pueblo peculiar, y esto sin la ayuda de nadie. Esto fue virtualmente una promesa de hacerse justos. Pero Cristo dice: "Sin mí nada podéis hacer". Juan 15:5
RVR1960 5 Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de mí nada podéis hacer. NTV 5 »Ciertamente, yo soy la vid; ustedes son las ramas. Los que permanecen en mí y yo en ellos producirán mucho fruto porque, separados de mí, no pueden hacer nada.
Y el profeta Isaías dice: "Todas nuestras justicias son como trapos de inmundicia". Isaías 64:6
RVR1960 6 Si bien todos nosotros somos como suciedad, y todas nuestras justicias como trapo de inmundicia; y caímos todos nosotros como la hoja, y nuestras maldades nos llevaron como viento. NTV 6 Estamos todos infectados por el pecado y somos impuros. Cuando mostramos nuestros actos de justicia, no son más que trapos sucios. Como las hojas del otoño, nos marchitamos y caemos, y nuestros pecados nos arrasan como el viento.
La única justicia perfecta es la justicia de Dios, y esto solo se puede obtener mediante la fe en Cristo. Romanos 3:20-26
RVR1960 20 ya que por las obras de la ley ningún ser humano será justificado delante de él; (A) porque por medio de la ley es el conocimiento del pecado. 21 Pero ahora, aparte de la ley, se ha manifestado la justicia de Dios, testificada por la ley y por los profetas; 22 la justicia de Dios por medio de la fe en Jesucristo, (B) para todos los que creen en él. Porque no hay diferencia, 23 por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios, 24 siendo justificados gratuitamente por su gracia, mediante la redención que es en Cristo Jesús, 25 a quien Dios puso como propiciación por medio de la fe en su sangre, para manifestar su justicia, a causa de haber pasado por alto, en su paciencia, los pecados pasados, 26 con la mira de manifestar en este tiempo su justicia, a fin de que él sea el justo, y el que justifica al que es de la fe de Jesús. NTV 20 Pues nadie llegará jamás a ser justo ante Dios por hacer lo que la ley manda. La ley sencillamente nos muestra lo pecadores que somos. 21 Pero ahora, tal como se prometió tiempo atrás en los escritos de Moisés y de los profetas, Dios nos ha mostrado cómo podemos ser justos ante él sin cumplir con las exigencias de la ley. 22 Dios nos hace justos a sus ojos cuando ponemos nuestra fe en Jesucristo. Y eso es verdad para todo el que cree, sea quien fuere. 23 Pues todos hemos pecado; nadie puede alcanzar la meta gloriosa establecida por Dios. 24 Sin embargo, en su gracia, Dios gratuitamente nos hace justos a sus ojos por medio de Cristo Jesús, quien nos liberó del castigo de nuestros pecados. 25 Pues Dios ofreció a Jesús como el sacrificio por el pecado. Las personas son declaradas justas a los ojos de Dios cuando creen que Jesús sacrificó su vida al derramar su sangre. Ese sacrificio muestra que Dios actuó con justicia cuando se contuvo y no castigó a los que pecaron en el pasado, 26 porque miraba hacia el futuro y de ese modo los incluiría en lo que llevaría a cabo en el tiempo presente. Dios hizo todo eso para demostrar su justicia, porque él mismo es justo e imparcial, y a los pecadores los hace justos a sus ojos cuando creen en Jesús.
La única justicia que asegurará la entrada al reino de Dios es "la justicia que es de Dios por la fe". Filipenses 3:9
RVR1960 9 y ser hallado en él, no teniendo mi propia justicia, que es por la ley, sino la que es por la fe de Cristo, la justicia que es de Dios por la fe; NTV 9 y llegar a ser uno con él. Ya no me apoyo en mi propia justicia, por medio de obedecer la ley; más bien, llego a ser justo por medio de la fe en Cristo. Pues la forma en que Dios nos hace justos delante de él se basa en la fe.
De los que heredan el reino de Dios, el Señor dice: “Su justicia viene de mí” Isaías 54:17
RVR1960 17 Ninguna arma forjada contra ti prosperará, y condenarás toda lengua que se levante contra ti en juicio. Esta es la herencia de los siervos de Jehová, y su salvación de mí vendrá, dijo Jehová. NTV 17 Pero en aquel día venidero, ningún arma que te ataque triunfará. Silenciarás cuanta voz se levante para acusarte. Estos beneficios los disfrutan los siervos del Señor; yo seré quien los reivindique. ¡Yo, el Señor, he hablado!
y el profeta Jeremías dice de Cristo: "Este es su nombre con el que será llamado: El Señor, justicia nuestra". Jeremías 23:6
RVR1960 6 En sus días será salvo Judá, e Israel habitará confiado; y este será su nombre con el cual le llamarán: Jehová, justicia nuestra. NTV 6 Y su nombre será: “El Señor es nuestra justicia”. En ese día Judá estará a salvo, e Israel vivirá seguro.

27. Bajo el nuevo pacto, ¿qué promete Dios hacer?

Jeremías 31:33
RVR1960 33 Pero este es el pacto que haré con la casa de Israel después de aquellos días, dice Jehová: Daré mi ley en su mente, y la escribiré en su corazón; (A) y yo seré a ellos por Dios, y ellos me serán por pueblo. NTV 33 «Pero este es el nuevo pacto que haré con el pueblo de Israel después de esos días — dice el Señor — . Pondré mis instrucciones en lo más profundo de ellos y las escribiré en su corazón. Yo seré su Dios, y ellos serán mi pueblo.

NOTA: El nuevo pacto es un arreglo para poner al hombre nuevamente en armonía con la voluntad divina y colocarlo donde pueda guardar la ley de Dios. Sus "mejores promesas" traen perdón de pecados, gracia para renovar el corazón y poder para obedecer la ley de Dios. La disolución del antiguo pacto y la elaboración del nuevo no abrogaron en modo alguno la ley de Dios.

28. ¿Dónde estaba escrita la ley de Dios bajo el antiguo pacto?

Deuteronomio 10:3-4
RVR1960 3 E hice un arca de madera de acacia, y labré dos tablas de piedra como las primeras, y subí al monte con las dos tablas en mi mano. 4 Y escribió en las tablas conforme a la primera escritura, los diez mandamientos que Jehová os había hablado en el monte de en medio del fuego, el día de la asamblea; y me las dio Jehová. NTV 3 »Así que hice un arca con madera de acacia y tallé dos tablas de piedra como las primeras. Luego subí al monte con las tablas en mano. 4 Entonces, una vez más, el Señor escribió los diez mandamientos en las tablas y me las dio. Eran las mismas palabras que el Señor les había dicho desde en medio del fuego el día que se reunieron al pie del monte.

29. ¿Dónde está escrita la ley de Dios bajo el nuevo pacto?

Jeremías 31:33
RVR1960 33 Pero este es el pacto que haré con la casa de Israel después de aquellos días, dice Jehová: Daré mi ley en su mente, y la escribiré en su corazón; (A) y yo seré a ellos por Dios, y ellos me serán por pueblo. NTV 33 «Pero este es el nuevo pacto que haré con el pueblo de Israel después de esos días — dice el Señor — . Pondré mis instrucciones en lo más profundo de ellos y las escribiré en su corazón. Yo seré su Dios, y ellos serán mi pueblo.

30. ¿Qué razón se da para hacer el nuevo pacto?

Hebreos 8:7-8
RVR1960 7 Porque si aquel primero hubiera sido sin defecto, ciertamente no se hubiera procurado lugar para el segundo. 8 Porque reprendiéndolos dice: He aquí vienen días, dice el Señor, En que estableceré con la casa de Israel y la casa de Judá un nuevo pacto; NTV 7 Si el primer pacto no hubiera tenido defectos, no habría sido necesario reemplazarlo con un segundo pacto. 8 Pero cuando Dios encontró defectos en el pueblo, dijo: «Se acerca el día, dice el Señor, en que haré un nuevo pacto con el pueblo de Israel y de Judá.

NOTA. — La falta principal en relación con el antiguo pacto estaba en el pueblo. No pudieron, por sí mismos, cumplir con su parte y no les brindó ninguna ayuda para hacerlo. No había Cristo en él. Fue por obras y no por gracia. Fue valioso sólo como un medio para inculcarles su pecaminosidad y su necesidad de ayuda divina.

31. ¿Qué une a todos los creyentes bajo el nuevo pacto?

Efesios 2:11-13
RVR1960 11 Por tanto, acordaos de que en otro tiempo vosotros, los gentiles en cuanto a la carne, erais llamados incircuncisión por la llamada circuncisión hecha con mano en la carne. 12 En aquel tiempo estabais sin Cristo, alejados de la ciudadanía de Israel y ajenos a los pactos de la promesa, sin esperanza y sin Dios en el mundo. 13 Pero ahora en Cristo Jesús, vosotros que en otro tiempo estabais lejos, habéis sido hechos cercanos por la sangre de Cristo. NTV 11 No olviden que ustedes, los gentiles, antes estaban excluidos. Eran llamados «paganos incircuncisos» por los judíos, quienes estaban orgullosos de la circuncisión, aun cuando esa práctica solo afectaba su cuerpo, no su corazón. 12 En esos tiempos, ustedes vivían apartados de Cristo. No se les permitía ser ciudadanos de Israel, y no conocían las promesas del pacto que Dios había hecho con ellos. Ustedes vivían en este mundo sin Dios y sin esperanza, 13 pero ahora han sido unidos a Cristo Jesús. Antes estaban muy lejos de Dios, pero ahora fueron acercados por medio de la sangre de Cristo.

SIMILITUDES ENTRE LOS DOS PACTOS

  1. Ambos se llaman pactos.
  2. Ambos fueron ratificados con sangre.
  3. Ambos fueron hechos con respecto a la ley de Dios.
  4. Ambos fueron hechos con el pueblo de Dios.
  5. Ambos se establecieron sobre promesas.

DIFERENCIAS ENTRE EL ANTIGUO Y EL NUEVO PACTO




Antiguo Pacto



Llamado antiguo pacto.
Llamado el primer pacto.
Un pacto temporal.
Dedicado con sangre de animales. Fue defectuoso.
Se estableció sobre las promesas del pueblo.
No tenía mediador. No tenía provisión para el perdón de los pecados.
Bajo esto, la ley fue escrita en tablas de piedra.
Fue de obras. Condiciones: Obedece y vive; desobedecer y morir.


Nuevo Pacto



Llamado el nuevo pacto.
Llamado el segundo pacto.
Un pacto eterno.
Ratificado con la sangre de Cristo.
Es un mejor pacto. Se basa en las promesas de Dios.
Tiene un mediador. Proporciona el perdón de los pecados.
Bajo esto, la ley está escrita en el corazón.
Es de gracia. Condiciones: Arrepentirse y ser perdonado; cree y sea salvo.


This Presentation was produced using ESTUDIA LA BIBLIA ¡HOY!
estudialabibliahoy.com